Imagen por defecto

Luis I. Gómez

Si conseguimos actuar, pensar, sentir y querer ser quien soñamos ser habremos dado el primer paso de nuestra personal “guerra de autodeterminación”. Por esto es importante ser uno mismo quien cuide y atienda las propias necesidades. No limitarse a sentir los beneficios de la libertad, sino llenar los días de gestos que nos permitan experimentarla con otras personas.

Agenda 2030: Camino de servidumbre

Esta Agenda 2030 debería dejarnos a todos con muy mal sabor de boca. Abusa de la emoción a costa de la razón. Ofrece muchas más buenas intenciones que medidas político-económicas de verdadero calado, implementables, financiables y, en definitiva, realmente sostenibles.

Sea bueno. Es obligatorio

Procesos en los que mediante la progresiva eliminación de derechos individuales en favor de privilegios para los clientes de los administradores de “lo bueno” y la persecución de la excelencia mediante la fiscalización del éxito productivo conducen inexorablemente al empobrecimiento económico y moral de todos.