¿Y el dinero de la alarma del clima no cuenta?

Los alarmistas del clima suelen usar como uno de sus grandes «argumentos» la mentira de que los que plantean preguntas inconvenientes lo hacen movidos por un interés bastardo. Dinero, que según ese argumento proporciona «Big Oil»; los hermanos Koch; y otras maldades del universo. No es mal argumento. Si no de lógica, al menos publicitario. Después de todo es prácticamente imposible demostrar que alguien no te paga. Y como en publicidad se puede invertir la carga de la prueba …

pasta

Los críticos del IPCC suelen contrarrestar con dos ideas que, siendo obvias, no son fáciles. Que no es ni remotamente comparable lo que puedan gastar los hermanos Koch con lo que gastan los gobiernos, precisamente por la existencia de una alarma. Vaya, que el dinero, muchísimo, depende de que haya alarma. También es evidente que el interés material (si lo hubiera) de quien plantea preguntas, es irrelevante. En ciencia, y en conocimiento en general, es clave que se hagan todas las preguntas. Solo así puedes estar (más o menos) seguro de que estás mirando todas las esquinas del tablero. Y si hubiera que pagar para que se hagan todas las preguntas, bienvenido sea el dinero. Cuanto más, mejor.  Pero los creyentes poseen «verdades», y no necesitan mirar nada más que la esquina verdadera. Cualquier astrólogo o creacionista te lo puede explicar.

La novedad, hoy, es una visualización patente que ha ocurrido del dinero alarmista. Espectacular. En Australia la discusión del «calentamiento global» está muy viva. Especialmente en política, muy al contrario que en Europa. El gobierno anterior, socialistas + verdes, hizo gran hincapié en poner impuestos para combatir el calentamiento global. Y la derecha se atrevió a plantear combate. Preguntando qué beneficio se podía esperar de todo ese gasto. Política con mayúsculas, vaya. Política en el sentido no peyorativo del término. Ganó la derecha.

Y el nuevo gobierno está cambiando las cosas. Debe ser que relaciona las promesas electorales con la posterior acción política. Y entre los cambios, está el gasto en la cosa del «calentamiento global». Si no creemos que haya una alarma, y no creemos que el gasto produzca nada que lo justifique, reducimos el gasto. De cajón.

The funding for all government programs related to climate change is set to shrink at an alarming rate, going from $5.75 billion this year to a scant $500 million in the next four years. [–>]

De 5.750 millones en un año, a 500 millones. La cuenta es muy fácil. La alarma les produce a los investigadores australianos 5.250 millones al año. Sin alarma, no hay pasteles. ¿Qué tal queda eso en el argumento del «interés bastardo»? ¿Cómo funciona la gimnasia de que no hay que escuchar a los «escépticos», porque tienen un interés monetario, pero sí hay que hacer caso a los alarmistas, porque son puros como los ángeles (y viven del aire)?

A mi no me funciona muy bien. Y sí, ya sé; lo sabíamos. Era evidente. Era inevitable. Pero hay gente un poco cerrada que no puede pensar sin ejemplos. Aquí tienen uno.

pasta

Vía WUWT:

Imagen por defecto
plazaeme
Negacionista. Que no se sabe muy bien si quiere decir que niego que exista el clima; que niego que el clima cambie; que niego que el clima esté cambiando actualmente de forma que no se haya visto antes; o que niego que hayan mostrado que se trata de un problema real, y no imaginario. Nunca me lo explican, y sigo esperando.
Artículos: 159

22 comentarios

  1. estoy hasta los cojones de que me manipulen, o mientes tu o mienten los otros. Yo por si acaso me cago en lo muertos de ambos.

    • Vaya, Ciudadano. Yo te rogaría que no ye cagues en los muertos de nadie. Porque no tienen la culpa. Porque cagar en público es de mala educación. Y porque tu mierda está mejor contigo. Pero, si por algún trastorno no puedes evitarlo, entonces tal vez sería mejor que te cagues en tus propios muertos, y no en los de los demás. Por aquello de que es tu mierda, como decía antes.

    • Yo te diría, ciudadano, que ya que se vas a cagar lo guarde todo en un bote, lo meta en un reactor biológico, produzca metano y con ello te calientes. Vas a sacar más partido que con tu ira.

      Aqui somos muy ecológicos

  2. Hudson… la diferencia fundamental entre las otras especies damnificadas por cambios climáticos bruscos… motivados por catástrofes de rápida evolución o puntuales como rupturas en continentes o caída de asteroides… no porque fumaran mucho, es que dichas especies eran reactivos, tu mismo lo dices, y nosotros proactivos, es decir, somos capaces de aprender y de inferir consecuencias aun antes de que estas se produzcan. Pero es que además, hablando del clima, el hombre es capaz de vivir gracias a su capacidad intelectual y tecnológica en casi cualquier condición climática. No sólo podemos ser proactivos, sino que podemos adaptarnos más, mejor y más rápidamente como especie a condiciones climáticas cambiantes.

    Dicho esto, la cuestión es saber porqué estamos haciendo del asunto de la variación del clima, algo que siempre ha pasado y seguirá pasando en el planeta Tierra, cuestión tan dramática y, sobre todo, tan visceral por sus defensores hasta el punto de someter a persecución a prominentes científicos como aquí mismo se ha señalado que se han pasado al lado oscuro de la fuerza ecologeta, que se han convertido en herejes de la religión dominante regada con dinero público o que justifique precisamente esas ingentes cantidades de dinero público que rieguen en mutuo proceso de realimentación a todos aquellos que se mantengan dentro de la secta. La cuestión para mí es porqué.

    ¿Tienes alguna idea?

  3. Los interrogantes anteriores eran una prueba porque me parecía haber perdido la cuenta. Veo que no. En cualquier caso un placer leer argumentaciones tan bien y honestamente construidas,pero ya que estoy, aporto mi opinión a una de las preguntas de Hudson: De aceptar tal cosa ¿Negáis que ha de hacerse algo para cambiar tal influencia? Mi respuesta es clara por el momento: sí desde luego. Ya que el clima cambia por tantas razones que ni comprendemos ni dominamos, ¿por qué no meter nuestra propia cuchara en la ecuación? ¿No lo hacemos con el planeta cuando construimos una carretera o una presa? Pues por el momento creo que tenemos problemas mucho mas dramáticos donde invertir ese dinero (por ejemplo en infraestructuras anti desastres).
    Soy de la opinión de que en este planeta, todas las especies han hecho lo que han podido (a costa o no de las demás, sin más consideración). Pretender que nosotros debemos dejar de influir en los cambios de cualquier tipo que pueda sufrir la Tierra sí que me parece un argumento «religioso» que me molesta especialmente. Estoy de acuerdo en hacer algo contra la contaminación ambiental (porque es un problema real) pero no lo hubiera estado en que a los primeros vehículos a motor, algún espabilado con vocación de sacerdote que aspiró alguna fumarada de un tubo de escape empezara a crear impuestos o malas conciencias.
    Respecto a la superpoblación (problema que ya se apunta en el horizonte como el smog), sólo he encontrado una solución civilizada: liberar y cultivar a la mujer. Occidente es la mejor prueba de que eso funciona.
    Saludos.

    • Por una parte parece una locura tomar medidas contra un fenómeno que siquiera sabemos si está pasando, peor, siquiera sabemos cómo se produce llegado al caso.

      Por otro lado hay indicios suficientes para sospechar que el posible empujoncito que le estamos dando al Clima acelerando un posible proceso natural nos lleve a consecuencias que no significarían el fin de la vida, siquiera de la Humanidad, pero sí podría provocarnos inconvenientes muy serios.

      Ser proactivos es una de las diferencias de la mente humana contra la de otros animales inteligentes, que suelen funcionar normalmente de forma reactiva. Es por lo que el Método Paulov funciona relativamente bien en niños pero no definitivamente en personas adultas, donde otros métodos de enseñanza son más adecuados.

      Claro, ser proactivo cuando tienes adecuados conocimientos sobre el fenómeno que tienes delante es fácil: no hace falta quemarse para no meter la mano en una llama. Sabes qué es lo que ocurrirá aunque nunca te haya pasado antes.

      Pero en este caso, donde siquiera la existencia del fenómeno es segura, ser proactivo se asemeja más a tener intuición que otra cosa.

      Mi opinión es: en la Historia de la vida en el planeta todo cambio rápido de las condiciones climáticas ha supuesto normalmente una caída de las especies predominantes y un alzamiento de las no tan dominantes. Siendo la especie Humana la actual dominante, parece que no nos vaya a interesar un cambio rápido de las condiciones climáticas.

      Aumentar nuestro conocimiento sobre qué hacemos y qué no hacemos y cómo podemos influir en el Clima me parece fundamental para ir tomando medidas cada vez más acertadas y razonables, no se trata de ir dando palos de ciego a ver si acertamos. O de sentarnos sin hacer nada a esperar a ver qué pasa.

      Saludos

      • Como te dije, es una cuestión de prioridades (hay más cosas para ser proactivos de las que podemos atender), y lo urgente es lo primero, por ejemplo la contaminación local. Tampoco significa eso que olvidemos el estudio del clima (sobre todo acumulando información, que poco más podemos hacer), pero sí que en mi lista de tareas está como muy atrás, porque entre otras cosas, no creo que los humanos tengamos tanto poder por el momento como para provocar un cambio radical, o sea que emulando a Simeone, partido a partido. En estos momentos me preocupa más el caracol manzana del delta del Ebro o una cloaca que vierte a un río que el CO2. El resto es puro prejuicio mío. Desde niño me han bombardeado «los buenos» de muy diversa maneras y creo que les he desarrollado alergia. Sin duda me equivocaré muchas veces, pero cuando veo a alguien intentando salvar algo (desde los negritos de África hasta el hielo de los polos metiendo en medio lo que se te ocurra) no puedo evitar preguntarme ¿éste vive de esto o paga impuestos?
        Saludos.

  4. Diria que el dinero que ponen los gobiernos es casi lo de menos. También esta el dinero de las empresas que piensan aprovecharse de la alarma. Las Teslas (que se beneficia de una legislacion que obliga a los fabricantes de coches a comprarles creditos, los de los molinillos, los bancos e entidades similiares que se ven en el papel de organizadores del mercado de creditos de carbono también fiancaina el alarmismo climatico. Y esa coalicion es infinitamente mas poderosa que el Big Oil.

  5. La respuesta a todo esto es …. CIENCIA. Frente al temor y la superstición… CIENCIA.

    Es lo que hay.

    De lo que tenemos certezas en este blog es que no es seguro que el hombre sea la causa del actual calentamiento global. De lo que tenemos certeza es que la temperatura actual del planeta no es la más alta que ha habido en la historia de la tierra y que cuando era más alta la vida prosperaba…. ¡vaya si prosperaba! Había hasta dinosaurios. De lo que tenemos certeza es que quienes más hacen por usar el miedo del calentamiento global antropogénico, el más acojonante de todos, son conocidos por su voracidad a la hora de poner impuestos, regulaciones, y hacer crecer el Estado para controlar a la población como han hecho siempre… a base del miedo.

    Y frente al miedo… certezas. Es decir: CIENCIA. Y la ciencia no se mueve por interese políticos sino por demostraciones libres de supersticiones y temores que pretendan hacer éstas realidad en vez de reconocer que se está equivocado.

    ¿Podemos afirmar que hay ahora mismo demasiada gente en el planeta? Tú lo haces, pero yo no tengo datos que así me lo confirmen. Eso sí, hay mucha más gente que hace años. Vale. Pero la pregunta es: ¿demasiados? Creo que todos los que se lo preguntan lo que podrían hacer es, como demostración de su credo, suicidarse, así habría menos. En vez de promover políticas que limiten la natalidad, o faciliten la eugenesia, eutanasia u holocaustos varios. Al fin y al cabo si no se puede demostrar nada sobre el particular, el limitar la población… por si acaso… me parece un poco fuerte.

    ¿Las ciudades han crecido? Si, hecho comprobable. ¿Pero eso ha cambiado el clima del planeta? NO. Ha cambiado el ambiente. Antes había un olor a animal y caca de caballo por Nueva York que era insufrible. Vino el coche y el problema se solucionó. Lo digo porque ayer sin ir más lejos tuve la oportunidad de estar cerca de unos cuantos caballitos en medio del campo… y olía…. No veas. El coche podemos asegurar entonces que fue una buena solución al problema de la caca de caballo. Y el fueloil, Porque antes se quemaban ingentes cantidades de carbón y de madera, deforestación, contaminación por combustiones ineficientes…. Hecho, El fueloil y el gas canalizado trajo un gran avance a las ciudades.

    Pregunto. ¿Fue gracias al temor a cambio climáticos locales, a superar hedores a los que los antiguos estaban muchos mas acostumbrados que las delicadas pituitarias del urbanita actual? Hecho. NO. Fue el progreso el que facilitó tal mejora social, económica, e higiénica en las ciudades.

    ¿Existe un problema actual? si. La boina de contaminación, que no de cambio climático. Solución, pues por ahora pasa por subvencionar tecnologías nuevas que superen a las ya caducadas sus patentes y que los grandes conglomerados industriales puedan seguir viviendo de ellas fabricando en otras regiones del planeta pero llevándoselo crudo gracias a los lobys que crean y doblegar las voluntades de los amos del Diario Oficial e imponiendo sus productos a todos… porque si. Caso e las calderas y las luces LED…. cuyo precio, en el caso de estas últimas, multiplican por mucho una tecnología que llevan investigando más de veinte años con relación a las ya caducadas, hablando de patentes, bombillas de filamento.

    ¿Otra posible solución? El producir electricidad de manera mucho mas barata y eficiente como con las nucleares… Pero esa no vale por… por el miedo.

    ¿Hay que prevenir? Por supuesto, y procuro no salir demasiado fresco a la calle cuando hace frío, pero de ahí a que yo imponga a los demás la manga larga en la traicionera primavera…. hay un largo trecho.

    • Sobre tema superpoblación mundial, en alguna ocasión se ha comentado por aquí aquello de que si a todos los humanos que pululamos sobre el planeta nos diera por concentrarnos en una manifestación multitudinaria, a razón de metro cuadrado por cabeza, los siete mil millones ocuparíamos una superficie aproximada a la provincia de Soria.
      No es más que un dato, posiblemente más anecdótico que concluyente, que puede servir para hacernos una idea de la dimensión real del problema en cuestión.
      En cualquier caso, si yo fuera «Gaia» seguiría viendo a la humanidad como un hormiguero (a veces molesto) en mi jardín.

  6. Un añadido para Hudson. Sobre esto:

    Mi opinión al respecto: Todo problema científico es una cuestión de variables y de relaciones entre ellas. Si conoces todas las variables que rodean a un fenómeno, y encima conoces relaciones entre esas variables, al menos tantas como variables, el problema está resuelto. Costará más o menos esfuerzo resolver las relaciones y dar datos, pero está resuelto.

    Hay quien defiende que en un sistema como el del clima, ni siquiera tenemos las herramientas matemáticas (la teoría) para hacer lo que dices. Te recomiendo, no es bobada:

    Spatio-temporal chaos

    Chaos, ergodicity, and attractors

    • Ya dije que no tenemos todas las variables, siquiera sabemos cuáles nos estamos perdiendo, no tenemos las relaciones ni entre las variables conocidas, estamos en un caso en el que lograr respuestas precisas es muy difícil. E incluso encontrando una solución precisa no sabemos que lo es hasta que el paso de los años lo confirma/desmiente.

      Tycho se pasó toda la vida recogiendo datos de los movimientos de los planetas sin encontrar relación alguna, hasta que Kepler enunció sus Leyes y ya no era necesaria una vida de observación para predecir dónde estaría Marte en un momento dado.

      Nos falta un Kepler de la climatología, de momento tenemos muchos Tychos usando datos y datos y especulando con modelos que necesitan años para comprobarse.

      De locos esperar certezas, y de estúpidos tomar como certeza lo que nos dan. Pero repito: la persona corriente no quiere otra cosa que certezas. Ahí está la raíz del problema.

      Saludos

      • No creo que esté muy de acuerdo, Hudson. La persona corriente, cuando le dan la «certeza» de que comer vegetales, y (casi) solo vegetales, es guay del Paraguay, se fuma un puro con la certeza. Que le importa un huevo, vaya. No se la cree. Y con razón. Ni tienen NPI.

        En cambio, cuando a la persona corriente le cuentan un cuento guapo, como el fin del mundo por culpa del hombre pecador, o la fuerza redentora que guía el mundo, se lo cree contra toda evidencia. ¡Eso sí que es una certeza de las buenas! Incluso está dispuesto a matar por ella.

        Así que aunque es cierto que necesita certezas, (1) no se trata de cualquier certeza, y (2) no importa de dónde proviene la certeza. Me parece más acertado decir que necesita de ciertos cuentos (son pocos, y siempre se parecen mucho), a los que llama certezas sin la menor crítica del conocimiento.

        ¿Eso es un problema? No lo sé, yo le llamaría una característica.

  7. Vaya, muchas gracias, Hudson, por un comentario tan elaborado y bien expuesto. Una postura razonable, por otra parte.

    Lo de «tema estrella» en parte es un poco casualidad, o circunstancia. El jefe (Luis) tiene días malos de exceso de carga de trabajo. Y los otros que escriben andan a por chirivitas. Yo, aquí, solo pongo de cambio climático. Y al ver que hay poca marcha, tal vez esté metiendo más cosa de lo que justifica el tema. My fault.

    De hecho pondría tu comentario como entrada. Porque sí es un buen tema de discusión, y está bien planteado. Pero no sé cómo, ni si yo puedo usar la cuenta de «artista invitado». Creo que no. A ver si se da cuenta Luis y lo hace.

    Veo una pega.

    – Viendo que a nivel local el hombre sí altera el medio ambiente, sólo hay que ir a Madrid a buscar los Cielos de Velázquez para ver que no existen, y no por causa natural, o siendo temerario ir a respirar el aire de Pekín, no hacen falta muchas pruebas científicas para saber que al menos a escala pequeña el hombre cambia el Clima de forma suficientemente significativa como para causarse daño a si mismo.

    Ese salto de «medio ambiente» a «clima» no lo veo justificado. Y menos aun a «calentamiento», que es de lo que se trata. Peor. Dado que todas las soluciones propuestas para prevenir el problema (de momento imaginario), se basan en el CO2, entonces no podemos hablar «del hombre», sino del CO2. No tendría sentido curar un problema de enfriamiento del hombre (pe aerosoles), a base de disminuir un ligero calentamiento del CO2. Son acciones contrarias.

    Contestando

    – ¿Negais que haya Cambio Climático? De aceptar que existe ¿Negais influencia alguna del hombre en él? De aceptar tal cosa ¿Negais que ha de hacerse algo para cambiar tal influencia?

    No sé quién es vosotros.

    – No niego que haya cambio climático. Parece que lo extraordinario sería que no lo hubiera. Aparentemente, siempre hay.

    No sé si aquí puedo poner imágenes directamente:

    Por si acaso:
    http://plazamoyua.files.wordpress.com/2013/09/alley-2000-y-kobashi-20111.png

    – De aceptar que existe ¿Negais influencia alguna del hombre en él?

    Yo no. Niego que nadie lo sepa. Creo que es mas probable que sea que sí, y que sea algo de calentamiento. Pero no he visto ningún estudio que alguien razonable pueda considerar concluyente. No me parece en absoluto imposible que el hombre estuviera en realidad enfriando (ligeramente) el clima, al menos regional. Pero no apostaría por ello.

    Resumo. Sabemos que sabemos poco. Sabemos que el sistema es muy complejo. Con lo poco que sabemos, lo razonable sería esperar cierto calentamiento por el CO2. Y sin motivo para pensar que eso sea un problema. Con algunos motivos para pensar que sea un beneficio. Se puede especular (científicamente) sobre peligros espantosos. Pero especular es especular.

    – De aceptar tal cosa ¿Negais que ha de hacerse algo para cambiar tal influencia?

    De la respuesta anterior, se deduce que yo sí lo niego. Por ejemplo, imagina que fuera gratis, y que apretando un botón se pudiera volver a lo que llaman «temperatura preindustrial», y al CO2 de entonces. Pues bien, yo no apretaría el botón. Ni creo que nadie en su sano juicio. Moriría mucha gente (menos comida, y mas cara).

    El agujero de Ozono. Tendría que enrollarme mucho. Y repasar. No estoy (ni estuve nunca) en desacuerdo con lo que se hizo. Sin embargo creo que te has quedado con una idea de aquella época, y que hoy la cosa no es tan evidente.

    – Esta es mi opinión, pero claro, si intentas explicar esto a la mayoría de la gente, no lo entiende.

    Hay una cosa que entiende todo el mundo. Si demuestras capacidad de predicción, es muy probable que tengas un conocimiento suficiente del sistema. (Suficiente al nivel de esas predicciones acertadas). Si no, no.

    Hasta 2005 parecía que estaban acertando las predicciones. O que se podía defender la idea. Aunque muchos ya avisaban de que podía ser un «churro» (o un ciclo). Después de 2005 (aprox) no es de recibo la defensa de que las predicciones aciertan, o de que los modelos reflejen más o menos la realidad.

    Y mientras no tienes ese conocimiento, lo que venga de esa rama del saber (a nivel de esas predicciones) es exactamente como si no existiera. Una curiosidad académica. Si además, la propuesta es carísima, ni te cuento.

    Peor. Tal como va la cosa, es muy razonable pensar que en 10, 20, 30 años habrá mejor información. Por ejemplo, por mucho mas desacuerdo de los modelos con la realidad (o lo contrario).

    Pero todo esto lo pienso yo, no ningún «nosotros» que no existe.

    Slds. Y gracias por el trabajo.

  8. Tengo una curiosidad. Leyéndoos y viendo el tema estrella de vuestro espacio: el Cambio Climático, o mejor, la crítica a la nueva Religión del Cambio Climático; uno se pregunta, después de buscar en vuestras palabras escritas sin llegar a conclusión clara, ¿Cuál es vuestra opinión sobre el Cambio Climático? No sobre los locos que lo defienden ciegamente (creo no haberos visto criticar a los que ciegamente lo niegan, que también los hay, e igualmente son censurables) Sino sobre el tema en sí.

    ¿Negais que haya Cambio Climático? De aceptar que existe ¿Negais influencia alguna del hombre en él? De aceptar tal cosa ¿Negais que ha de hacerse algo para cambiar tal influencia?

    Mi opinión al respecto: Todo problema científico es una cuestión de variables y de relaciones entre ellas. Si conoces todas las variables que rodean a un fenómeno, y encima conoces relaciones entre esas variables, al menos tantas como variables, el problema está resuelto. Costará más o menos esfuerzo resolver las relaciones y dar datos, pero está resuelto.

    Puedes conocer las variables, pero no tener suficientes relaciones. No hay problema, a través del cálculo numérico (básicamente computadoras realizando cuentas de la vieja a todo trapo) puedes encontrar soluciones congruentes. Casi resuelto y normalmente de forma satisfactoria.

    Puedes no conocer todas las variables, tengas o no tengas relaciones, no podrás tener una solución que puedas llamar exacta. Cuando las matemáticas y la física se quedan cortas, aparecen la estadística y el cálculo numérico a salvar los muebles. Pero claro, es a un precio: han de hacerse modelos, teorías, aproximaciones más o menos burdas y el resultado no es exacto desde el punto de vista estricto de la palabra, pero puede amoldarse a la realidad lo suficiente para tener sensación de cierta exactitud.

    En el Clima no se conocen todas las variables, siquiera se sabe cuántas variables tenemos en busca y captura. No se tienen relaciones suficientes entre las variables conocidas. Estamos en un caso donde es imposible dar soluciones exactas. Sólo aproximaciones que pueden ser satisfactorias o no dependiendo de lo que pidamos a los modelos y teorías.

    Cualquiera que trate el tema de forma seria sabe esto, estamos ante algo donde no se puede afirmar ni desmentir nada de forma rotunda, y donde cada dato es una aproximación donde siquiera se conoce el margen de confianza. Avanzando entre la niebla sin radar ni faros.

    Hay indicios, hay secuencias históricas, pero como no conocemos todas las variables, no las podemos interpretar de forma adecuada. ¿Qué se sabe entonces?

    Se sabe que el Cambio Climático existe desde que el planeta existe, el clima ha ido evolucionando de forma natural a lo largo de las eras del planeta. Cómo y porqué se sigue estudiando. Cada variable nueva añadida es una puntada más cerrando la costura.

    La mano del hombre, es la gran cuestión actual. No si forma parte de las variables, sino más bien cuantificar si es una variable significativa y hasta qué punto influye en el Clima y su devenir natural.

    Viendo que a nivel local el hombre sí altera el medio ambiente, sólo hay que ir a Madrid a buscar los Cielos de Velázquez para ver que no existen, y no por causa natural, o siendo temerario ir a respirar el aire de Pekín, no hacen falta muchas pruebas científicas para saber que al menos a escala pequeña el hombre cambia el Clima de forma suficientemente significativa como para causarse daño a si mismo.

    Pues creer que también puede influir a gran escala no es, al menos, descabellado. Se está estudiando cuánto lo hace, porque ya nadie cree en el Medio Ambiente que todo lo absorbe. Se busca entender si el Clima está en equilibrio estable o inestable. Lo primero obligaría al hombre a hacer mucho daño para causar problemas, lo segundo nos deja en un escenario en que una pequeña contribución del hombre, insignificante en porcentaje, podría desencadenar una reacción hacia el desastre.

    El caso del Agujero de Ozono es aparentemente del primer caso: cesada en su mayor parte la agresión humana, el sistema se ha ido recuperando. Afortunadamente parece que era un equilibrio estable.

    Lo que nos lleva a la cuestión de si ser reactivo o proactivo con este tema. Es decir: ¿Esperamos a tener una respuesta confiable y sin género a duda para hacer algo? ¿O tomamos medidas por si acaso? Teniendo en cuenta que en el peor de los casos podemos vernos en un alteración tal del Clima que pueda hacernos la vida mucho más difícil cuando no imposible, pues a lo mejor merece la pena tomar alguna medida, aunque sean aparentemente ciegas y sin seguridad en qué estamos haciendo.

    Esta es mi opinión, pero claro, si intentas explicar esto a la mayoría de la gente, no lo entiende. La mayoría de las personas no aceptan nada que no sea verdadero o falso sin género de duda. No entienden de probabilidades ni de posibilidades y la forma en que los políticos engañan con las estadísticas es prueba de ello.

    Si encima les cuentas que, en base a algo que puede que esté pasando, o no, y que a lo mejor es culpa nuestra, o no, te vamos a cobrar un impuesto por emisión de gases, entonces lo entienden: tú me quieres cobrar por la jeta.

    Solución errónea que se ha tomado: convertir en certeza lo que no puede ser demostrado sin duda, lo que obviamente ha generado una corriente de gente que usa la lógica y dice que no le valen los actos de fé, y una corriente contraria de adeptos al nuevo credo que lo defienden como si fuese verdad absoluta. También hay una corriente de ciegos negacionistas que, sin lógica ni nada, niegan todo lo referente a la nueva Religión por pura oposición o antipatía hacia las personas que lo defienden. O por intereses en el tema.

    Pero así puedes cobrar impuestos por emisiones, una de las medidas preventivas que se toman por si acaso. Y al final sí, el dinero es lo que mueve a las personas en una u otra dirección.

    Se debería enfocar de otra manera el tema, pero desgraciadamente tratar a todo el mundo como gente formada, sin prejuicios y sin resistencia al cambio suele dar malos resultados. Es un buen tema de discusión.

    Saludos

    • Estimado Hudson, yo solo puedo responderte en mi nombre. Somos varios los que aquí escribimos sobre clima y cada uno tendrá (tiene) su opinión y la matiza como cree que debe hacerlo.

      Es indudable que nuestra acción contamina. Si me dicen que los hollines producto de la combustión y la aglomeración de humanos en determinados lugares generan un efecto isla de calor en esos lugares, contaminación del aire y … bueno, lo que sabemos (no es nuevo) sobre SMOG, y que para limitar esos efectos se adoptarán medidas limitantes en los núcleos que sufren esas alteraciones, callaría la boca y me limitaría a denunciar el coste de las medidas no contrastables/contrastadas.

      Pero no, nos dicen que el clima global cambia, y que la culpa es principalmente la emisión antropogénica de CO2. Y por no repetirme me permito la autocita: en su día le escribí al Profesor Ruiz de Elvira una nota titulada así: El Clima cambia, querido Profesor Ruiz de Elvira; recomiendo su lectura, pues refleja bastante bien MI postura, y dejo el último párrafo aqui:

      Efectivamente, profesor Ruiz, el clima cambia. Pero permítame poner en duda que la causa principal sean las emisiones antropogénicas de CO2, hasta que los datos no muestren que lo es. Permítame que ponga en duda que la reducción de nuestras emisiones de CO2 contribuiría a estabilizar –disminuir la disrupción- el clima terrestre, hasta que los datos así lo muestren. Y permítame que denuncie el robo a mano a armada que se perpetra cada vez que, en nombre del Calentamiento Global Cambio Climático Antropogénico Acojonante, nos suben los impuestos, se subvencionan energías ineficientes, se promocionan los productos de un determinado lobby o me obligan a pagar una factura energética inflada por el afán intervencionista del estado.

      Algo que no debo de olvidar: EL CO2 NO ES UN CONTAMINANTE. Sigo esperando el trabajo científico que muestre que el CO2, incluso en proporciones de 6000 (sei MIL) partes por millón sea algo que contamina. Digo 6000 ppm como podía haber dicho otra cifra. Pensemos que:

      – Atmósfera hoy: 400 ppm CO2
      – Aula escolar al final de la clase: 2000 ppm CO2
      – En un submarino: 10000 ppm CO2 (y no se mueren «contaminados»)
      – El aire que repiraban los dinosaurios: 900 ppm CO2

      Gracias por comentar y participar en el debate!

      • Bueno, está claro que el CO2 es normalmente inocuo para el ser humano y la vida en general. Sólo en casos extremos en que el CO2 desplaza al O2 del aire puede dañar indirectamente por axfisia. De ahí que en sitios cerrados se tenga que eliminar para evitar ese desplazamiento, como en submarinos y naves espaciales.

        Al aire libre y en la más contaminada de las ciudades el CO2 no hace nada malo. Son otras emisiones las que dañan y de forma grave (y esto sí está demostrado científicamente sin género a la duda) la salud de los seres humanos. Emisiones de SOx, NOx, O3 y sobre todo las micropartículas, especialmente las MP2.5. La lista de afecciones y enfermedades crónicas asociadas sin duda o altamente probables de estar asociadas es de auténtica alarma social.

        Pero los gobiernos se empeñan en el CO2 y hacen la vista gorda con las emisiones nocivas… según les interese. En Japón, USA, Chile y otros países en el año 98 se dictaron normas anticontaminación referidas a estas emisiones nocivas. Los japoneses se lo tomaron en serio y lograron que desde Tokyo se volviera a ver el Monte Fuji, cuando antes el Smog no lo permitía.

        En Europa se discutió durante casi una década qué medidas tomar y cuando se aprobaron se dió casi otra década para implementarla. Mientras duraba la tregua nuestra industria sacó máximo partido de ello inundándonos de dieseles. A partir de Euro6 (norma menos restrictiva que la aprobada por US en el 98) en 2015 los diesel costarán aún más, serán aún más propensos a problemas técnicos y su mantenimiento será aún más costoso. Sumado a la armonización fiscal obligatoria en 2018 (subirá 12 céntimos el diesel, porque bajar 10 la gasolina va a ser que no) será la muerte de un negocio redondo para la industria automovilística europea.

        Por el camino ha dejado ciudades con récord en países desarrollados de contaminación atmosférica, enfermedades crónicas en avance, incremento de la infertilidad, incremento de afecciones cardíacas y del cáncer, y otras gracias que han motivado a algunos políticos a implementar medidas de las que les gustan: restringir tráfico, cobrar impuestos por entrar en las ciudades con los coches que ellos promovieron comprar… lo de siempre: creo el problema, tú lo sufres y para solucionártelo tú lo pagas, porque eres tú el responsable… sí, tú, no yo.

        ¿Por qué entonces esa pasión con reducir el CO2? Fácil: menos CO2 es casi invariablemente menos importaciones de petróleo. Igual que se limitó la velocidad en las carreteras no por nuestra seguridad sino para bajar la factura del petróleo. Se ha incentivado el diesel porque suponía menos petróleo a importar.

        El CO2 es el malo porque supone fuga de divisas, los NOx, SOx, O3 y MPs no suponen fugas de divisas, todo lo más problemas de saturación de la S.S. Así que no importan, hasta que el déficit de la S.S. hace que algunos políticos se lo replanteen.

        La gracia es que a resultas de la disimetría bestial gasolina/diesel que sufrimos tenemos cada vez que importar más gasóleos refinados (más caros que importar petróleo) y exportar gasolina que está de saldo últimamente, lo que está dañando la balanza comercial más de lo que cura el descenso de CO2 por usar masivamente diesel. Al menos hasta que la Crisis ha curado parcialmente la situación.

        Según CORES, en 2003 importabamos 8 millones de toneladas de gasóleos, llegando en 2007 a un máximo de 14,4 millones de toneladas de gasóleos importados (se consumieron 36,8 millones de toneladas de gasóleos) para luego caer hasta los 4,6 millones del último año por 28,2 millones de toneladas consumidas.

        Vemos que tenemos una capacidad de refino en torno a los 24 millones de toneladas de gasóleos, y que subir de eso es tirar dinero en divisas. Toda nación que dependa energéticamente del exterior está vendida, pero si encima depende de refinados está aún más vendida.

        Saludos

        • Saludos de nuevo Hudson,

          describes muy bien una de las posibles explicaciones para la obsesión carbonófoba.

          Y sus nefastas consecuencias: encarecimiento de lo que hoy por hoy aún es la fuente principal de energía en occidente. Existen alternativas, como bien podemos ver en el caso USA, para aumentar la no-dependencia de las importaciones de crudo. Pero está claro que hoy por hoy el lobby de las renovables es muy fuerte y no permitirán que tecnologías como el shale-oil-fracking o los reactores nucleares de nueva generación ganen terreno. Al menos en la «europa verde de lo políticamente correcto». Finlandeses, franceses y británicos se están bajando del carro ecoverdista-renovable. No son tontos.

          Efectivamente, no se trata de contaminar menos, se trata de importar menos crudo. Se trata de «fomentar» industrias que ahora mismo están en la palanca de poder. Se trata de hacerlo a costa del contribuyente, que no sabe lo que es mejor para él. Lo cuentas muy bien.

          Saludos!

    • Entiendo, siguiendo tu línea argumental y tu cuestión de si ser reactivo o proactivo, que tú eres de la misma opinión que todos aquellos científicos (insisto, científicos) que satanizaban al acelerador de partículas LHC, porqué quién quiere que la Tierra sea engullida por un agujero negro, ¿no? Y aunque la cuestión de si éste se produciría o no en el acelerador, fíjate que tampoco conocíamos la física de lo que pasa a las energías que se producen allí.

      Por lo tanto, y parafraseándote, el LHC nunca debió de ser encendido «aunque sea aparentemente a ciegas y sin seguridad en qué estamos haciendo«

  9. No hay negocio como la «religión» del calentamiento global. Organizaciones ecologistas y políticos de medio pelo se han apuntado al carro de sacar dinero de impuestos para sus predicaciones. Y el invento del mercado de CO2 despertó la codicia de muchos.

    Aunque fuera cierto todo eso del calentamiento, que es debido a la acción humana y que es malo, lo que está por ver, ya que lo nocivo es el frío, que congela las cosechas y hace la vida muy dura con necesidad de consumir mucha energía para no morir de hipotermia, lo que no se puede pretender es que siete mil millones de personas que hay en el mundo no aprovechen todos los recursos energéticos para sobrevivir y prosperar.

    Que existe un exceso de población humana en ciertas partes del planeta es evidente. El 60% de toda la población está en Asia. Siete mil millones de personas son muchas. Y pasamos de mil millones a siete mil en poco más de un siglo, a pesar de las matanzas en grandes guerras. Eso si puede ser preocupante.

Los comentarios están cerrados.