Si lo que busca es una esclava, sexual o de lo que sea …

… no dude en acercarse al «Disneyland para hombres». Así es como describe Benjamin E. Skinner a la nueva meca de la esclavitud moderna: Dubai. Y lo hace en su nuevo libro «A Crime so monstrous». Parece ser que no todos los contratos cerrados bajo la Sharia son voluntarios ni beneficiosos para las dos partes. No te enfades, Albert 😉

Imagen por defecto
Luis I. Gómez
Si conseguimos actuar, pensar, sentir y querer ser quien soñamos ser habremos dado el primer paso de nuestra personal “guerra de autodeterminación”. Por esto es importante ser uno mismo quien cuide y atienda las propias necesidades. No limitarse a sentir los beneficios de la libertad, sino llenar los días de gestos que nos permitan experimentarla con otras personas.
Artículos: 3237

4 comentarios

  1. Un contrato que no es cerrado con el consentimiento de las dos partes, es ilegal. simplemente no es un contrato, es otra cosa. Es una imposición o coacción.

    El conrtato siempre es voluntario y establece derechos y/o obligaciones a las dos partes.

Los comentarios están cerrados.