Imagen por defecto

Luis I. Gómez

Si conseguimos actuar, pensar, sentir y querer ser quien soñamos ser habremos dado el primer paso de nuestra personal “guerra de autodeterminación”. Por esto es importante ser uno mismo quien cuide y atienda las propias necesidades. No limitarse a sentir los beneficios de la libertad, sino llenar los días de gestos que nos permitan experimentarla con otras personas.

Verdad Digital

«Hace poco más de un año, un pequeño grupo de profesionales liberales y personas relacionadas con el mundo de la comunicación convinieron en la necesidad de crear un nuevo proyecto periodístico que abarcara opiniones liberales, conservadoras y otras visiones comprometidas…

No se callan

Vía Internet Política de Montse he podido seguir el «turno de réplica» de Maite Pagazaurtundúa. Independientemente de la razón moral, completamente del lado de Maite y quienes la apoyan, me pregunto, tras leer su carta, si en el PSOE habrá…

Chamberlain reencarnado

“Queridos amigos, os traigo la paz de nuestro tiempo” ……………..1938…………………………………………..2005….. Idea original y diseño: Chesco, un lector de esta bitácora. Gracias. Por petición popular, dos enlaces: Sobre el señor Chamberlain el cobarde, lean aquí. Sobre la Conferencia de Munich, por…

Montilla, el comisario político

Estimados damnificados (lectores, antes de Montilla) . Desde la insolvencia que caracteriza esta bitácora y conscientes de nuestra total y absoluta falta de credibilidad, nos adherimos a la campaña «Blue Ribbon» por la libertad de expresión en la web, auspiciada…

Realpolitik

Si alguien pensase que el clima de crispación actual en la vida política española se limita a Vascongadas, el Parlament y el Parlamento (yo creía queAznar, que era el de la crispación, ya no gobernaba…) no tiene más que darse…

Los Mullahs quieren la bomba

Apenas un puñado de gobiernos dudan que la República Islámica de Irán contemple la fabricación de armas atómicas. Es de lamentar que el nuestro, el Gobierno Español, se encuentre precisamente en ese grupito de « inocentes ». La contundencia, sin…