Para ser ricos hay que producir riqueza.

Economía Política
Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

En referencia al artículo sobre los problemas económicos de los dentistas he recibido esta respuesta:

 Buenas tardes,
acabo de leer una réplica a un artículo del presidente de colegios de Asturias.

Yo soy odontólogo, y la verdad es que usted no sabe nada a cerca de lo que habla

Ha de saber que el sueldo de muchos odontólogos no llega ni a 15.000€/ año, y que los gastos de tener una clínica no son sólo los que dice. ¿donde está el gasto de seguros de responsabilidad civil, colegiación, materiales, permisos de sanidad, mantenimiento de equipos de rx, recogida de residuos, etc, etc

El día que yo escriba un artículo de economía, por favor, mándeme a paseo.
Si cree que le van a hacer grandes trabajos por muy poco dinero, la siguiente vez que vaya al dentista, hágalo con una oferta de groupon y disfrute.

Antes de ir creando opinión en un blog, tiéntese la ropa.
Atentamente,

Félix Martínez

En referencia a los gastos que alude el odontólogo:

Gastos colegiación: 620 euros al año.

Seguro de responsabilidad civil: ¿3.000 euros al año?

Materiales. Nada puesto que sólo he incluido revisiones.

Permisos de sanidad: ¿1.000 euros al año?

Mantenimiento rayos x: ¿5.000 euros al año?

Una de las mejores máquinas del mercado vale 70.000 euros. 8.500 euros de coste de amortización al año.

APARATO RAYOS X DENTISTA

Recogida de residuos: lo mismo que para los materiales, nada o casi nada.

En total son unos 18.000 euros al año, es decir 1.500 euros al mes más de lo que había calculado.

Sin embargo si releemos mi artículo verán que no he incluido entre los ingresos cualquier servicio diferente a la simple revisión anual. Es decir, sí los gastos pueden ser mayores de lo que he calculado… pero los ingresos también pueden ser mucho mayores. (y los sueldos algo menores).

Dice el sr. Felix Martínez que hay dentistas que cobran 1.200 € al mes. ¿Cuánto cobran por sus trabajos? Porque con un salario de poco más de 12 euros la hora los precios que cobra tienen que ser bajísimos.

Finaliza con esta afirmación:

“Si cree que le van a hacer grandes trabajos por muy poco dinero, la siguiente vez que vaya al dentista, hágalo con una oferta de groupon y disfrute.”

¿Qué entiende por “muy poco dinero”? Porque todo depende de lo que usted quiera cobrar y de lo que la gente quiera pagar. En cualquier mercado el precio va a ser bajo para el que oferta y alto para el que demanda. No existe un “precio justo” porque lo que unos cobran, otros lo tienen que pagar y el precio alto (y “justo”) para el que cobra va a ser caro (e “injusto”) para el que paga y viceversa.

El capitalismo basa su éxito en aumentar la oferta y bajar los precios para hacer asequibles los bienes y servicios para todo el mundo.

Evidentemente a todos los ofertantes de cualquier bien o servicio les encantaría poder controlar la oferta y los precios para poder tener unos buenos ingresos sin enfrentarse a la “engorrosa” competencia. Pero claro, si todo el mundo hace lo mismo lo que al final vamos a tener es poca oferta, precios altos y pobreza.

Todo se “arreglaría”, según los defensores de los precios altos, fijando unos salarios también altos que permitiesen llevar a la gente una “vida digna”. Por supuesto, según ellos, la incómoda consecuencia de una subida de precios, debida a los “salarios dignos”, puede ser evitada disminuyendo los beneficios empresariales (siempre que la empresa sea de los “otros”, los “ricos”), que ya se sabe que son exorbitantes.

Los “ricos” son el macguffin, la excusa, permanente de los defensores de un “mundo más justo”. Si hay injusticias, si los salarios son bajos, si la gente carece de servicios básicos… no es por algo tan materialista y mundano como que no se produce lo suficiente, no, ¡la culpa es de “los ricos”!
Los “ricos” son esos personajes pertenecientes al 1 % o menos de la población, que controlan el mundo, que explotan a la gente y a los que se puede quitar sus riquezas sin que haya consecuencias para nadie.

Pero sí, sí hay consecuencias. Cuando se habla de las enormes ganancias de algunas personas normalmente los defensores de “un mundo justo” se olvidan de dos cosas:

a) Cómo consiguen los “ricos” esas ganancias.

Existen dos clases de personas “ricas”: unos que consiguen esas ganancias gracias a favores del poder político y otras que las consiguen gracias a su habilidad para satisfacer las necesidades de la gente. Los primeros sí deberían de ser desposeidos de sus riquezas, pero si quitamos a “los ricos” los beneficios que obtienen de satisfacer las necesidades de la gente entonces lo lógico es que simplemente no lo hagan más (satisfacer las necesidades de la gente).

Llegamos entonces al concepto de “beneficio excesivo”, pero los “beneficios excesivos” casi siempre provienen de grandes, a veces gigantescos, beneficios para la gente que ve satisfechas sus necesidades.

Sin embargo los defensores de un “mundo justo” siempre dirán que la causa de los beneficios no es el haber satisfecho las necesidades de la gente sino el haber explotado a los trabajadores, normalmente de un país subdesarrollado. La labor del empresario se limita poco más que a mantener y expandir el sistema de explotación y a “contar el dinero”. La famosa “clase ociosa” de Thorstein Veblen.

Pero creer eso es como pensar que con unas clases de canto cualquiera cantará como Adele. O que estudiando una ingeniería se será como Steve Jobs o que siguiendo unos cursos en una escuela de negocios se será como Amancio Ortega. Si todo lo que hiciera falta para hacerse “rico” fuera irse a Bangla Desh y contratar unos miles de trabajadores con salarios “bajísimos” entonces los “ricos” abundarían como setas en otoño. Las cosas no son tan fáciles, la labor de dirección y organización de un empresario no tiene nada que ver con “contar el dinero”. Desde fuera todo se ve muy bonito, la hierba siempre es más verde al otro lado de la valla, sólo cuando faltan los que de verdad saben se notan las consecuencias, sólo cuando la gente de talento desaparece es cuando se descubre que las cosas no son tan fáciles.

El éxito no tiene que ser siempre justo. ¡Claro que hay gente que sólo “cuenta el dinero”! Pero deja de pagar a los “ricos” y al final no repartirás más que pobreza.

b) Qué hacen los “ricos” con las ganancias.

Hay “ricos” y “ricos”. Hay ricos que viven a un alto tren de vida y los hay que viven a uno altísimo, pero incluso éstos no pueden gastar ni la décima parte de lo que ganan y el resto lo reinvierten. Y acumulando capital es como se puede luego aumentar la producción, la riqueza.
No se puede crear empleo, producir riqueza, mejorar el nivel de vida de la gente si no se tienen beneficios y se ahorra para luego invertir.

Otro comentario sobre mi artículo:

Ante todo un saludo a los españoles y quiero comentar esto porque soy odontólogo y viviendo en sudamérica se perfectamente el camino por el cual transita el sector odontológico. Primero que nada en Montevideo somos 1 odontólogo cada 450 habitantes y la mayoria de la gente se fue al sistema mutual abandonando la odontologia particular. No tenemos trabajo. Eso en Uruguay; porque en Chile hace 10 años habían 3 facultades de odontología y ahora hay 34!!!! y 1 de cada 3 odontólogos está cesante. En Colombia hay 16.000 dentistas que no pueden ejercer. Una realidad parecida hay en Perú y en México. Los precios de nuestros trabajos han bajado enormemente y es imposible pagar todos los impuestos nuevos que ha colocado la administración del frente amplio (el partido del pepe Mujica) en Uruguay. Muy linda la crítica que se le hace al odontólogo González y hasta parece razonable aumentar la oferta de profesionales y servicios pero no funciona. La gente sigue con miedo al dentista y no va a atenderse. La consulta inicial es gratis… ¿esperaban que la cobráramos con este panorama? y tampoco vienen a atenderse gratis. En sudamérica solo el 5% de la población va a revisarse cada 6 meses, y el 95 % restante sólo se atiende cuando le duele una pieza o le falta estética en un incisivo y lloran por precios que ya son irrisorios. APRÓNTENSE ESPAÑOLES porque la odontología transita este camino de destrucción y la población no se ve beneficiada, comprobado aquí. Con respecto a que demasiada competencia baja la calidad de la atención aunque no lo crean es verdad: los materiales que usamos son de origen europeo de los mejores y es dificil comprarlos, asi que se compran cosas de peor calidad para poder comer. La calidad en el servicio mutual y en el público es mala, se dan sesiones de 15 minutos cada 2 meses y la gente con tal de no pagarse un dentista particular se queda así… HAY QUE CONOCER EL SECTOR POR ADENTRO ANTES DE OPINAR Y SI BIEN GONZALEZ EXAGERA CON RESPECTO A LA SITUACIÓN ACTUAL LES PUEDO ASEGURAR QUE DE EMPEORAR LA SITUACIÓN del sector odontológico nosotros los sudamericanos sabemos perfectamente hacia donde se dirige todo esto y es hacia la demolición del sector en forma indefinida. Dr Gabriel Ferrera. No se duerman!!!! Acá una colega con 5 trabajos está sacando por mes unos 740 euros y no puede alquilarse un apartamento , me lo dice todos los dias.

Pero los problemas que plantea este odontólogo no son producto de el exceso de dentistas, son producto de décadas y décadas de intromisión del Estado impidiendo el desarrollo económico.

Llegado a este punto la verdad es que me siento un gilipollas. No entiendo como algo tan sencillo como que para salir de la pobreza hay que generar riqueza no se entiende.
Mientras la gente quiera basar su riqueza en reprimir la actividad económica no hay solución.

[divider]

PS: Si le ha gustado este artículo y el resto de contenidos en DEE, denos su voto. Nos presentamos a los premios 20Minutos.

Recuerde que debe identificarse como usuario de 20minutos.es para participar en la votación y que su voto sea válido.

Últimas entradas de Arturo Taibo (ver todo)

Compartir
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

7 comentarios a “Para ser ricos hay que producir riqueza.

  1. Una visión absolutamente simplista sobre la creación de riqueza en el mundo de hoy.

    Ignoras las diferentes condiciones laborales en los diferentes países (Amancio Ortega es riquisimo aprovechándose de esta circunstancia), la creación de oligopolios (creamos riqueza a cambio de empobrecer a la sociedad inflando abusivamente los precios de lo que vendemos) la connivencia de muchas corporaciones con el poder (por ejemplo, eléctricas y constructoras en España), la destrucción medioambiental (hay tantos ejemplos), las elites extractivas (yo me hago rico a cambio de que tú seas muy pobre)…

    Yo asocio la riqueza a la creación de valor tecnológico, pero veo que ese aspecto ni se te ha pasado por la cabeza comentarlo.

    No sé si sabrás mucho de economía, pero tu discurso es simple (no profundizas nada), acrítico, infantil (el mundo es un Disneyworld en el que hacerse muy rico, y probablemente, muy interesado (no nos digas para qué oligopolio o supermegacorporacion trabajas).

    Por cierto, la mayoría de los dentistas no tiene máquina de rayos “X”.

    1. No todo el mundo tiene que trabajar en el departamento de I+D+i de Apple en Cupertino para crear riqueza. Se puede crear riqueza fabricando camisas en Bangla Desh por sueldos de miseria.

      Con la tecnología que conocemos se podría producir en el mundo tres o cuatro veces más riqueza que la que se produce. Desde luego que se crea riqueza con la nueva tecnología, pero el problema que hay ahora en el mundo es de falta de capitales no de falta de tecnología.

      En cuanto a los oligopolios y las élites extractivas en la mayoría de los casos funcionan en connivencia con el Estado.

      1. Bueno, parece que nos vamos poniendo de acuerdo. Aunque a mi me interesa la riqueza que beneficia a la sociedad, y para ello, nada como el avance tecnológico (que no tiene por qué ser de tecnologías de la información).

        Esto, por ejemplo, para mí es riqueza. Nada tiene que ver con la informática y mucho con la diferencia en la forma de ver la economía y la creación de riqueza entre los países nórdicos (Holanda) y nosotros. Merece mucho la pena:

        http://www.rtve.es/alacarta/videos/agrosfera/agrosfera-laboratorio-ideas-invernaderos-holanda/2135511/

        Personalmente, como español siento casi vergüenza después de ver este vídeo.

  2. Decía Maquiavelo al príncipe sobre las reformas: “Al hacer una reforma se encontrara siempre con la más fiera oposición de los perjudicados y una moderada defensa de los beneficiados de las reformas ya que los últimos no saben a ciencia cierta los beneficios que obtendrán con la misma.”

    Como con todo, siempre es por el bien de los demás…. como me suena el patrón… policías, profesores, médicos, abogados, farmacéuticos, agricultores, etc. Sieeeeeeeeeeempre que se cambia algo son todos taaaaaaaaaan altruistas….. que me parece realmente extraordinario que haya hambre en el mundo con una naturaleza humana tan noble.

  3. Magnífico artículo Mill.

    Creo que una de las claves del problema es que la gente tiene un concepto cuanto menos peregrino de riqueza; no se entiende que la riqueza ha de ser creada, no se entiende que el dinero no es riqueza y no se entiende o sabe qué es una transacción de valor y cómo éstas crean riqueza. En resumidas cuentas, el ya conocido analfabetismo económico promovido y mantenido de las instancias educativas del Estado, en beneficio del propio aparato del Estado.

  4. Hola Mill

    Ya que habla usted de dentistas (aplicable a otras carreras), lo que la gente quiere son números clausus en odontologia – en realidad, a la gente le encanta que el Estado le asegure el puesto de trabajo y le quite la competencia vía ley. Gremios mediavales.

    Anécdota: Antes de que se liberalizara (algo) el horario de las farmacias, Sevilla, ciudada de 700000 habitantes, mmediados de los año 90, tenía ¡¡¡tres farmacias!!! de guardia nocturna

    Y sinceramente Mill, no, la gente no entiende eso de crear riqueza. Aquí parece que la gente tiene derecho a pertenecer al primer mundo, tener una renta básica y que el Estado lo garantice todo. Sólo que suelen olvidar que el Estado se financia porque existe actividad económica. Y que si el chiringuito se viene abajo, el camino es el de Venezuela o Argentina.

  5. Mi humilde opinión: yo no creo que la gente no entienda que “para salir de la pobreza hay que generar riqueza”…lo que ocurre es que la gente, como se comenta más arriba, quiere que se le proteja de la libre competencia en su negocio.

Comments are closed.