Nada. Miro al rostro de la nada y me veo a mí mismo. Es como mirar a un espejo.

¿Quieren ciencia a precio de saldo? Aqui la tienen.

No entraré ahora en detalles, pero es monstruoso. No acompaño este escrito de imágenes. No las hay para expresar este vacío. Tengo que pensar mucho en ello, o posiblemente no pensar nada en absoluto.

Probablemente les mantendré informados. Este país tiene que hundirse completamente. Guerras, revoluciones, matanzas. España es una basura, y yo un residuo por reciclar.

Imagen por defecto
Germanico
No hay aprendizaje sin error, ni tampoco acierto sin duda. En éste, nuestro mundo, hemos dado por sentadas demasiadas cosas. Y así nos va. Las ideologías y los eslóganes fáciles, los prejuicios y jucios sumarios, los procesos kafkianos al presunto disidente de las fes de moda, los ostracismos a quién sostenga un “pero” de duda razonable a cualquier aseveración generalmente aprobada (que no indudablemente probada), convierten el mundo en el que vivimos en un santuario para la pereza cognitiva y en un infierno para todos, pero especialmente para los que tratan de comprender cabalmente que es lo que realmente está sucediendo -nos está sucediendo.
Artículos: 457

3 comentarios

  1. Estás a un paso de Nada, precisamente. Y? Ése Y? es muy útil. Ej: Sólo soy Nada, me hundoooo. Y? Pues que nadie me querrá. Y? Estaré solo . Y? Pasaré frío y tendré hambre. Y? Mis hijos llorarán. Y? Mi vida será un puto fracaso. Y? Me moriré. Y? ….ahí te he pillado, Manolito! Y qué cojones importa? Pues que seré nada. Y? pues que no tendré color ni forma…. como ves, nuestro más acendrado terror es básicamente una parida total, una gilipollez del 12, un hombre en un espejo tratando de alcanzar a otro hombre en otro espejo.

  2. YO = NADA, NADA = YO, = NADA YO. Pues estás a un paso del vértice. Una pista: Nada no es nombre de cosa sino de HECHO, como en nevada, partida y colada, esto es NADA=Nadificación o NO + Germánico. ¿NADA NO MUERTE?
    Es el Hogar que nunca se puede perder. Pero, como te he dicho, aún falta un paso más allá para llegar al vértice. Pero vas de puta madre, a toda velocidad.
    Te recomiendo que leas Contra toda Creencia de Vicente Gallego, Ed. Kairós.

Los comentarios están cerrados.