¿Y si resulta que el Sol es factor dominante en el clima terrestre?

Imposible! A mayor importancia de los factores naturales, menor importancia del factor antropogénico. Y afirmar semejante cosa sería la incorreción política más grave en nuestros días. No importa lo que digan los científicos independientes:

Die kalte Sonne2 from tim maxeiner on Vimeo.

Ustedes hagan caso a los políticos y sus bienpagados asesores: el culpable de que las temperaturas cambien en nuestro planeta es usted!

Lo que tampoco debe decir si no quiere ser sospechoso de herejía, fascismo o subvencionado por petroleras es que un poco más de calorcito nos vendría bien a todos:

¿Y la alarma del fin del mundo? ¿Aunque el mar no pase de 30º, no podrían achicharrarse los continentes? Pues no. Porque uno de los sistemas principales de enfriarse del mar es por evaporación, lo que hace toda la atmósfera mucho más húmeda, con más nubes y lluvia por todas partes. Y la vida es agua, CO2, luz del sol, y algunos detalles menores.

Fórmula de la fotosíntesis:

6 CO2 + 6 H2 C6H12O6 + 6 O2

Dióxido de carbono + agua + luz  → Glucosa + Oxígeno

La química orgánica es la química del carbono [–>]. Pero ese carbono sólo le llega a la vida a través del CO2. Por eso es “el gas de la vida”.

En general, no nos vamos de vacaciones a Alaska, ni a Kamtchatka; preferimos mucho más Las Canarias, Tahití o Bali. ¿A alguien se le ocurre que una tierra toda cuasi tropical produciría menos alimentos? Parece mucho mejor que esta horrible nevera que tenemos en buena parte de la superficie continental. Es cierto que si el inverosímil cuento de terror del IPCC se hace realidad, desaparecería el oso polar, si no le da tiempo a cambiar. ¿Y bien? En Bali no hay osos polares, y nadie los hecha de menos.
[…]
En resumen. Si uno se quiere tragar el cuento del achicharramiento global, que ya es tragar, el cuento no es un cuento de terror, sino un cuento de hadas. No es el infierno, sino el paraíso. ¿De qué diablos estamos hablando?

_
Lean, por favor, todo el post de Plaza en su blog: El “calentamiento global”, ¿infierno, o paraíso?

Pero claro, estas formas de pensar acaban con la trampa recaudadora que se han montado nuestros regidores.

Imagen por defecto
Luis I. Gómez
Si conseguimos actuar, pensar, sentir y querer ser quien soñamos ser habremos dado el primer paso de nuestra personal “guerra de autodeterminación”. Por esto es importante ser uno mismo quien cuide y atienda las propias necesidades. No limitarse a sentir los beneficios de la libertad, sino llenar los días de gestos que nos permitan experimentarla con otras personas.
Artículos: 3232

27 comentarios

  1. Da gusto leeros. Gracias

  2. <sarc/on<
    No hay dudas de que la culpa de todo la tiene el CO2 antropogénico, y por lo tanto la humanidad.
    En efecto, por el fenómeno de backradiation registrado en modelos reales, el CO2 antropogénico rebota el calor de la tierra y se lo devuelve, lo que causa un aumento de la temperatura, sequías, trastornos climáticos, etc.
    Pero eso es por la parte de abajo del CO2, ya que por la parte de arriba recibe la radiación del Sol y la rebota hacia ese astro haciendo que su temperatura aumente, lo que se evidencia en la disminución de las manchas solares (que, como se sabe, son más frías que el resto de la superficie solar) las que, al calentarse, se homogeinizan con el resto.
    Según está demostrando la ciencia, esa disminución de manchas solares provoca un enfriamiento en la Tierra (como está previsto en los estatutos del IPCC).
    Ergo (quod erat demostrandum) el CO2 antropogénico es un gas pernicioso y nocivo, que debe ser erradicado de nuestro planeta porque causa olas de calor y de frío, por lo que el mar tirita y aumenta o disminuye según se le de la real gana y por eso llueve y hay sequías, además de aumentar la población de China.
    Por lo anterior, la población máxima de la Tierra debe establerse en unos diez millones que vivan de la caza y de la pesca, pero que no cuezan la comida porque eso es malo porque genera más CO2 (o CO, que es más o menos lo mismo según saben bien nuestros preclaros periodistas.
    <sarc/off)

  3. Sería una Revolución Copernicana, oye, descubrir que es el sol el que cambia la temperatura en el planeta. Tanto tiempo creyendo en que NOSOTROS éramos el CENTRO del cambio climático y ahora resulta  que el puñetero CENTRO vuelve a ser el SOL, no nosotros. ¡Qué insignificantes somos!

    • En realidad, Germánico, la idea no es nada nueva. Siempre hay alguien proponiéndolo, desde que empezaron a contar las manchas solares. La revolución sería presentar una evidencia de peso y, sobre todo, explicarlo.

      A ver, la diferencia de valle a pico del ciclo, es como 1 vatio por metro cuadrado. Imagina el calor de una persona calentando una casa de 100 metros cuadrados. O una bombilla de 100 vatios.

      http://en.wikipedia.org/wiki/File:Solar-cycle-data.png 

      Y la diferencia entre un pico (o valle) y el siguiente, es menor. Por eso harían falta mecanismos amplificadores. El que mejor pinta tiene es el de Svensmark. El ciclo afecta a los rayos cósmicos que nos llegan, y estos afectarían a la formación de nubes, que a su vez reflejan mucha de la luz del sol. Una diferencia de un 2% en la cobertura de nubes produciría un cambio de temperatura mayor del que imaginan al CO2. El problema es que lo de Svensmark, aunque verosímil (se discute bastante la verosimilitud), está todavía muy verde.

      O sea, interesante, pero completamente especulativo por el momento. 

      • Cuanto más verde se halle esa medida de registro de los cambios en la radiación solar más verdes serán las políticas (en los dos sentidos del término aplicables). Ellos no necesitan tantas pruebas para demostrar lo suyo.

        • Ellos no necesitan tantas pruebas para demostrar lo suyo.

          ¿Y? Eso es lo que hace que no seamos «ellos». O, en palabras de Borges, no nos comemos a los caníbales.

          • Esa es la diferencia entre ciencia y política. La ciencia va despacito, concentrada y en silencio, la política a grandes zancadas, mirando a todos los sitios al mismo tiempo y dando gritos. ¿En quién se iban a fijar más? ¿Quién, sin embargo, iba a encontrar el tesoro oculto llamado «verdad»?

          • Hmmm …, sobre la verdad tratan la religión y la ideología; la ciencia se conforma con el conocimiento.

            😉 

          • ¿El conocimiento de qué?

          • De cómo funcionan las cosas, el mundo, la naturaleza.

          • Pues a eso me refería yo con verdad.

  4. No sé mucho del tema, pero les oí decir que el sol no llegaba a influir tanto, con lo cual me carcajeé de ellos un buen rato.  El «calentamiento» es una decisión política que le saca unos buenos cuartos al IPCC, osea la ONU, osea nosotros.
    Qué listillos y que bien viven.

  5. Hay experimentos de Física Nuclear que demuestran claramente una correlación BRUTAL entre ciertos isótopos atrapados en los hielos polares y la actividad solar. Esto, a su vez, tiene una enorme correlación con la variabilidad climática en forma de creación y destrucción de nubes, de ahí el experimento CLOUD.

    Hay un Physical Review Letters de Usoskin que no tiene desperdicio. Aquí les dejo el enlace:

    http://cc.oulu.fi/~usoskin/personal/Sola2-PRL_published.pdf 

    Hace años ya que nos olemos claramente que el Sol es el que controla (en buena medida) el sarao climático. El natural, el otro lo controla el IPCC. 

    • Manuel, ese es uno de los problemas de los que hablo. Usokin parte de una reconstrucción de TSI, de Solanki (es coautor), en la que no parecen creer muchos más, entre los especialistas. Leif y muchos otros han escrito ríos de tinta de los problemas de esa reconstrucción, y de que no existe ningún máximo solar actual digno de mención. Es un problema con la manera de contar las manchas solares en distintas épocas, y los modelos que usan para calibrar el isótopo de Berilio. Igual tienen razón los otros, pero por lo que he visto discutir, y mi apuesta es que no. Además, convencen a pocos, y no tengo motivos para dudar de la ecuanimidad de los nada convencidos.

      Concretamante, Svlagaard sobre el último Usokin:

      Even Usokin’s claim: “We note a general similarity between our long-term SN reconstruction and different reconstructions of temperature” doesn’t hold water. Solar activity, cosmic rays, and everything solar that might affect climate are now what they were 110 years ago, while temperatures now are the ‘highest ever recorded’ [the recent claims of fudging notwithstanding, but they would apply equally well to Usoskin’s claim] 

      En cambio, si le preguntas a Leif por las temperaturas del futuro, no duda en contestar: no creo que haya nadie en condiciones de responder a eso. Con lo que quiero decir que no es un calentólogo.

      Pero, ¿quien sabe? Al menos lo de los «solaristas» tiene una ventaja. Todo el mundo apuesta por un sol a la baja. Si se cumple, y los solaristas tienen razón, las temperaturas bajarán. Si no bajan, no tendrán razón; y si bajan, podrían tenerla.

      Mi enlace anterior estaba mal, aunque no entiendo por qué. Repito (habla de todo eso). Pruebo con un hilo de J. Curry, en el que habla del workshop.  Segunda ponencia citada, Leif Svalgaard.

      http://judithcurry.com/2012/02/09/aq/ 

      En fin, solo quería hacer una advertencia. No conviene ponerse a andar alegremente sobre arenas movedizas. Y tienen toda la pinta de ser muy movedizas.

  6. Hablando del sol. Y no por discutir, sino porque puede haber a quien le sirva para situarse.

    Sí hay algunos astrofísicos partidarios de un efecto relevante, en escala de siglos, del sol en el clima. Pero muy pocos. Que yo recuerde, Sallie Baliunas y Nir Shaviv. El grueso de la especialidad, y todos los señeros, han descartado hasta el momento cada una de las hipótesis y correlaciones que se han propuesto. Incluido lo de Svensmark y los rayos cósmicos. No por el mecanismo, que les parece plausible, sino porque no ven la correlación en sus datos.

    Y con los datos debe de haber un problema muy grande. Estudios contradictorios, series obsoletas y descartadas, correcciones según las diferentes metodologías que se aplican o no se aplican, o se discuten, etc. Y una protesta constante que hacen, es que llega un tío de fuera de la especialidad, coge una serie de datos en la que ya nadie cree, y usa eso para establecer una correlación.

    Ojo, no es como si estuviéramos hablando de la trinca del IPCC. A ellos ni les va ni les viene la historia del CO2. De hecho, muchos son muy escépticos, tanto del IPCC como del CO2.  Pero suelen advertir: Si para combatir lo del CO2, que no parece muy serio, te quieres agarrar al sol, vas a meter la pata. Porque sería combatir una gansada con otra gansada.

    ¿Tienen razón? Ni idea. Siempre se pueden equivocar. Ni siquiera están seguros. No dicen que no sea el sol, ni están cerrados a la idea. Pero necesitan evidencias, y sí dicen que las propuestas que han visto hasta ahora no se sostienen.

    Un ejemplo, de un tío que para mi es en astrofísica  como Lindzen en el clima. Sabio, paciente, abierto, y escéptico. O sea, lo que más confianza puede dar desde el punto de vista de la perspectiva y la sensatez. Habla de los problemas que he mencionado, y más. Leif Svalgaard, en el reciente Nagoya Workshop on the Relationship between Solar Activity and Climate Changes.

    http://st4a.stelab.nagoya-u.ac.jp/nagoya_workshop_2/pdf/2-1_Svalgaard.pdf 

  7. Que idea tan excéntrica.

    ¿A quien se le puede ocurrir que una variación en la actividad solar influya más en el clima que las ppms de CO2 antropogénico?  

    • Es que es una variación muy pequeña, Ijon Tichy. A pelo (sin extraños mecanismos desconocidos), la variación de la irradiación total del sol puede justificar una variación de 0,1ºC de temperatura global a lo largo del ciclo de 11 años. Y nada de ciclo a ciclo. Para cualquier cosa superior a esa, necesitan un mecanismo indirecto de amplificación. Podría ser el de Svensmark, viento solar –> rayos cósmicos –> nubes –> albedo, pero de momento no hay pruebas como para ponerse a echar cohetes. Ni siquiera bengalas.

      El que quiera ser escéptico, debería serlo tanto para lo que le gusta como para lo que no. 

      • Pues eso. Como no hay pruebas, que tire cohetes el que quiera, pero con su dinero. Que no se gaste el mío.

        Y cada uno que crea lo que quiera, pero que no me obligue a financiar las extravagancias derivadas de su fe. No hay más.

      • Pus loq ue usted dice de que la variaciones del ol solo pueden crear unas varicaiones de 0,1 grado C no coincide ni con la preistoria (edada de Hielo) ni con la Historia (invasiones barbaras facilitadas por la helada del Rin, recalementamiento del siglo XVIII respecto al XVII) ni con lo que sabemos de la actividad solar (tormentas solares, ciclo de once a&ntilde;os perfectamente documentado)  que desde leuego no concuerdan con esa imagen de estrella regaulada al miligrado que usted hace.

        • JFM, algunas precisiones.

          – No soy yo quien lo dice, no soy astrofísico, ni climatólogo.
          – Lo dicen los datos, para la mayor parte  de los especialistas que lo han estudiado.
          – Estamos hablando de variaciones en escalas de décadas, o pocos siglos, que es lo que tenemos medido razonablemente de temperaturas.
          – No recuerdo nadie que explique las glaciaciones en base a variaciones de lo que emite el sol. Por ejemplo, Shaviv usa la la posición del sol entre los brazos de la galaxia (el nivel de rayos cósmicos, no del sol). 
          – El ciclo de once años es de lo que estoy hablando.
          – La imagen, no mía, sino de las mediciones, no es la de una estrella regulada al milímetro, sino a una cantidad de energía recibida por la tierra tal que le produce una variación de una décima de grado a lo largo del ciclo de manchas de unos 11 años.Si tienes una idea distinta, tal vez puedas decirnos cuál el la variación de temperatura en la tierra debida al ciclo solar, y de dónde la sacas.
          -Respecto a la diferencia entre ciclos, hay discusión, y lo he mencionado en otros comentarios. 

          • Perdona pero si no eres ni astrofisco ni climatologo &iint; como sabes que son todos los que estan y estan todos los que son?
             
            En cainto a los ciclos cortops de 11 a&ntilde;os los di como ejemplo de variabilidad solar y estoy de acuerdo con que su influencia en la tempertaura es peque&ntilde;a lo caul es logico si pensamos en la inercia tanto termica como nuclear del Sol.  Pero en cambio los ciclos cortos si que hacen inviernos y veranos mas acusados.
            Pero luego tenemos los ciclos largos como el enfriamiento del siglo XVII y los milenarios como la Edad de Hielo en los que las variaciones fueron mucho mayores que 0,1 grado centigrado.

          • JFM, no necesito ser una cosa ni otra para poder leer, y entender razonablemente, lo que dicen.

            Sobre ciclos del sol (distintos de los de 11 años)  se ha escrito mucho, pero se sabe muy poco, y se discute sin parar. Y que haya diferencias o ciclos de temperatura no quiere decir que provengan de variaciones en el sol, mientras no se demuestre.

            Hay teorías para todos los gustos.

            Respecto a las glaciaciones, por ejemplo, la más aceptada son los ciclos de Milankovich. No tiene nada que ver con variaciones en el sol, sino en la órbita de la tierra. Y si la usas conforme a la tasa de variación de insolación en altas latitudes boreales, más que en valores absolutos, tiene una pinta medio buena. 

            Las variaciones del orden de siglos, período cálido mediaval, pequeña edad de hielo, bien pueden ser por ciclos largos oceánicos derivados de la circulación termohalina. O por un componente caótico espacio temporal del sistema. O por el sol. O por cosas que ni siquiera se nos han ocurrido. La cuestión es que no lo sabemos. Bueno, tal vez tú si lo sabes; pero en general el resto de la humanidad (y de los especialistas), no.

  8. ¡Ah!, y otra de sol:

    http://arxiv.org/pdf/1202.1954v1.pdf 

    Pero ya digo, correlaciones de las de coger con pinzas. 

  9. Sr. Gómez:
     
    Hay que poner signos de interrogación y de admiración al principio y al final de la frase, no solo al final.
     
    Rebuscando por ahí, encontré un artículo publicado en 1997 en el diario El País que dice así:
     

    La influencia del Sol en el clima
    El calentamiento observado en el último siglo puede deberse al ciclo solar

    La culpa de la subida de las temperaturas terrestres en el último siglo se está achacando a menudo a la civilización, con su secuela de generación de gases de efecto invernadero, pero otro culpable está emergiendo rápidamente: el Sol (…)

    El artículo original es del NYT News Service.
     
    No sé si hoy en día publicarían un artículo así.

    • Luis I. Gómez
      Luis I. Gómez

      Son las ventajas de usar un teclado alemán, que de eso no tiene.

      El País está claramente al servicio de lo políticamente correcto. Hoy no publicarían eso … pero espera tres o cuatro años mas … 😉

  10. Muchas gracias.

    ¿El sol? Cada vez hay más gente que lo señala. Pero, salvo Svensmark y Shaviv (y CLOUD), solo señalan unas correlaciones bastante discutibles. Lo que quiere decir que es una no explicación; una explicación sin mecanismo.

    Y aquí viene lo que me desespera. Otra vez «pensar al revés». Típico de humanos. Necesitamos una explicación, aunque sea una que haga aguas por todas partes. Y hasta que no tenemos explicación sustituta no nos desprendemos de la mala explicación. Como en las pelis del oeste, que tras un crimen tenían que ahorcar a alguien, aunque fuera un turista que pasaba por allí.

    ¡Pues no señor!  «No sé» es una explicación tan válida como cualquiera, y a menudo mucho más acertada que las demás. Pero hay que tener los cojones de ser un Lindzen para plantearlo. Y para reírse.

    http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=ZsMV5-NRp2Y  

    • Luis I. Gómez
      Luis I. Gómez

      La de «no sé» me parece tan buena como la de «supongo»… no, me parece mejor, incluso.

Los comentarios están cerrados.