El CO2 y el futuro del planeta

Si nos basamos en los voluminosos y periódicos informes del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climatico (IPCC) el aumento paulatino de CO2 en la atmósfera se ha convertido en un peligro monumental, y no sólo para la humanidad, también para el medio natural. El cuadro que se nos presenta no es hermoso: olas de calor matarán a los pobres y los mayores mientras arrasan los campos de cultivo, la desaparición de los casquetes polares provocará un amento del nivel del mar cambiando las líneas de costa en todo el planeta, los huracanes serán cada vez más frecuentes y más devastadores, aumentará el número de patologías infecciosas, muchas especies animales y vegetales se verán obligadas a migrar o a desaparecer, nos veremos abocados a guerras por el dominio del agua …

No es sorprendente que, leyendo las amenazas, sus propagadores sean considerados alarmistas. La cuestión es: debemos creer en estas profecías tan manoseadas por la prensa y nuestros políticos? Realmente conocemos el comportamiento del clima, del medio natural en toda su complejidad como para que sea «previsible», «predictible»? Tienen ustedes la certeza de que somos capaces de «crear» modelos que nos permitan «saber» lo que ocurrirá en los próximos 100 años? La mejor respuesta a estas cuestiones es comparar los modelos climáticos del IPCC con los datos que la realidad nos sirve. Y todo parece indicar que NO estamos todavía en posesión de la piedra filosofal que nos permita hacer predicciones de futuro. La ciencia no es esoterismo. No podemos hacer políticas económicas, energéticas, sociales, en función de magias y creencias.

No dejen de leer el informe completo que Craig D. Idso and Sherwood B. Idso han escrito para el Center for the Study of Carbon Dioxide and Global Change:

Carbon Dioxide and Earth’s Future. Pursuing the Prudent Path

Imagen por defecto
Luis I. Gómez
Si conseguimos actuar, pensar, sentir y querer ser quien soñamos ser habremos dado el primer paso de nuestra personal “guerra de autodeterminación”. Por esto es importante ser uno mismo quien cuide y atienda las propias necesidades. No limitarse a sentir los beneficios de la libertad, sino llenar los días de gestos que nos permitan experimentarla con otras personas.
Artículos: 3237

8 comentarios

  1. ¿A ver si va a ser que son mayormente oscilaciones naturales en la temperatura sin correlación con el incremento de CO2 en la atmósfera? A ver si los profanos con una sólida formación científica íbamos a tener razón porque no dependía nuestro pan (bueno, o caviar…) en ello…

  2. En respuesta a la cuestión que planteas: «debemos creer en estas profecías tan manoseadas por la prensa y nuestros políticos? Realmente conocemos el comportamiento del clima, del medio natural en toda su complejidad como para que sea “previsible”, “predictible”?

    Creo que es interesante leer este artículo, para comprobar que hemos estado rodeados siempre de esta alarma y miedo de los alarmistas, década tras década, con el mismo resultado siempre.

    http://valor-crecimiento.blogspot.com/2010/07/el-desafio-del-mundo-ante-las.html

    Un saludo.

    • Ya soy mayor,  yo también me acuerdo de todas esas predicciones de los 70: guerra nuclear, hambrunas, nueva era glaciar (llegamos ha hacer un trabajo en el cole sobre eso, pena que ya no lo tenga), petroleo para 30 años como máximo…

  3. Si hasta la Royal Society se desmarca de las tesis del IPCC:

    Now the new guide, called ‘Climate change: a summary of the science’, admits that there are some ‘uncertainties’ regarding the science behind climate change.
    And it says that it impossible to know for sure how the Earth’s climate will change in the future nor what the possible effects may be.

    Read more: http://www.dailymail.co.uk/sciencetech/article-1316469/Royal-Society-issues-new-climate-change-guide-admits-uncertainties.html#ixzz1CneisdQa

Los comentarios están cerrados.