Es de recibo.

Me dirán quienes me aprecian que no es necesario, pero yo sí creo que lo es. Son ya más de 12  semanas sin apenas tiempo para el blog. Sin tiempo para nada que no sea mi trabajo y mi familia. Tengo la sensación de haber abandonado una parte importante de mi vida … y personas importantes en mi vida: colaboradores, amigos, lectores.

No voy a cerrar el blog, que las cosas cambian y los «tiempos» también.

Aprovecho para pedir disculpas a Germánico aquí, en público y en voz alta. Las merece.  Él sabe a qué me refiero. Podría escribir un e-mail de esos cuasi conspirativos, sólo para los colaboradores del blog, diciéndoles que esto y que lo otro. Germánico ha hecho tanto por este blog en los últimos meses que no puedo menos que subirme a la palestra de «Desde el exilio» y pedirle, ante todos nuestros lectores, que sepa disculparme.

Un abrazo a todos,

Luis I. Gómez

Imagen por defecto
Luis I. Gómez
Si conseguimos actuar, pensar, sentir y querer ser quien soñamos ser habremos dado el primer paso de nuestra personal “guerra de autodeterminación”. Por esto es importante ser uno mismo quien cuide y atienda las propias necesidades. No limitarse a sentir los beneficios de la libertad, sino llenar los días de gestos que nos permitan experimentarla con otras personas.
Artículos: 3237

20 comentarios

  1. Luis, cuando vuelvas aquí seguiremos a tu lado leyéndote con interés, como siempre. Y al que no le guste lo que escribes que no te lea.
    Un abrazo.

  2. Gracias a ti, Juano.

  3. Luis, deberías conocernos ya un poco. Cierto es que se nota tu ausencia. Pero aquí no pidas perdón hasta que dejes de producir riqueza con tu trabajo y pidas una subvención para vivir a costa del blog.
    Mientras que el trabajo y la familia sean el motivo que te aparta de compartir ideas e información con nosotros, vale que eches en falta disfrutar del intercambio de planteamientos. Pero pedir perdón por eso es un poco mucho. Nos das más de lo que pagamos. Y si te pagáramos, una disculpa no sería suficiente 😉

    Aprovecho para sumarme al agradecimiento a Germánico.

  4. La posibilidad constante de advenimiento de lo inesperado es existir clandestino, y en eso consiste la alegría.

    Mit Sehnsucht…Ich verharre hochauchtungsvoll.

    E.

  5. Las rachas, la vida…

  6. Conyo, Luis, era este un post sobre cambio climatico encubierto? Lo tuyo es habilidad!

    Pues nada, aqui uno que no siempre ve las cosas igual esperando a que te animes a dar un poco de canya otra vez. Animos!

  7. El O es malísimo, y aquí estamos, respirándolo para vivir

  8. Si tu mismo me calificas de SAPM, que me estas contando….

    Lo del CO2 como dices que no es malo…

  9. Me cago en la leche, al final voy a tener que volver yo con mi compulsión posteadora….

  10. Mientras no sea en algoristas…

    Un saludo, compañeros, de otro que no puede dedicar a esto el tiempo que le gustaría.

  11. Las prioridades son las prioridades. Lo importante es que no se cierre el blog 🙂

    Un abrazo,
    D.

  12. Yo creo que va a tener que sintetizar en su laboratorio alguna nueva medicina energizante sin efectos secundarios que convierta toquisqui en agoristas.

  13. No entiendo por qué la gente que discrepa no puede mantener un mínimo de educación… En fin…

    Anda Luis, déjate de comerte la cabeza, que esto no puede ser una obligación en pie de igualdad con otras.

    ¡Ánimo y energía, que parece que es lo que te hace falta ahora!

  14. Joer, que ingenioso, joer

  15. No veas como nos alegramos de que no puedas seguir escribiendo estupideces en tu blog. Gracias!

    • Joer Manin, por qué será que cada vez que consigues escapar al filtro de spam es para retratarte por tu lado «demócrata», «tolerante» e «intelectual»? Sigues deseando mi muerte por asfixia en un cuarto lleno de CO2? Eso es bueno. Será que no me equivoco demasiado con mis «estupideces» 😀

  16. Luis, en la vida hay que hacer lo que hay que hacer, y todavía no conozco a ningún superhombre. Ya has hecho mucho más que muchos.

    Tranquilo y céntrate en lo que sea que debas hacer.

    Saludos y gracias. E.

  17. Luis, si no estás tú el blog se desnaturaliza. Comprendo que tienes que hacer halterofilias y malabarismos de Atlas para sujetar el peso de tus responsabilidades profesionales, que son tremebundas, pero he de admitir que, junto con el blog, me he sentido abandonado. Ahora, no me pidas perdón, no es para tanto…….no has hecho nada mal, salvo que por hacer algo mal se entienda dejar de hacer unas cosas por dar prioridad a otras.

Los comentarios están cerrados.