El calentamiento global permite saltarse el derecho de propiedad en Gran Bretaña

Hola, niños y niñas. Soy Burrhus, el elefante neocón, y seguramente me recordaréis por haberme reido de otras sentencias estúpidas como la obligatoreidad de advertir en las motosierras que no deben ser agarradas con la entrepierna cuando están encendidas o que nos advierta en los microondas que no se pueden secar los gatos en su interior.

Hoy vamos a ver cómo se puede saltar la ley y destruir la propiedad de aquel que te caiga mal saliendo impune. ¿Nunca has sentido de quemar el coche de tu padrastro? ¿No has tenido la tentación de destrozar el coche del profesor que siempre te suspende? ¡Pues ya tenemos la solución! ¡El calentamiento global!

Ayer, un tribunal británico absolvió al grupo vandálico GreenPeace de haber destruido la propiedad de una central eléctrica. ¿Y cuál fue la razón argüida por el tribunal? ¿Que estaban borrachos? ¿Que no se habían tomado la medicación? ¿Que eran menores de edad y que no sabían lo que hacían y que se arrepienten? ¡No! El argumento es… que los efectos del calentamiento global son mucho peores que el intento de destrucción de una central eléctrica (los costos de su paseo son de «30.000» libras).

The threat of global warming is so great that campaigners were justified in causing more than £35,000 worth of damage to a coal-fired power station, a jury decided yesterday. In a verdict that will have shocked ministers and energy companies the jury at Maidstone Crown Court cleared six Greenpeace activists of criminal damage.

Jurors accepted defence arguments that the six had a «lawful excuse» to damage property at Kingsnorth power station in Kent to prevent even greater damage caused by climate change. The defence of «lawful excuse» under the Criminal Damage Act 1971 allows damage to be caused to property to prevent even greater damage – such as breaking down the door of a burning house to tackle a fire.

The not-guilty verdict, delivered after two days and greeted with cheers in the courtroom, raises the stakes for the most pressing issue on Britain’s green agenda and could encourage further direct action.

Así que, niños y niñas, cuando estéis en Gran Bretaña, no olvidéis la destrucción de cualquier coche que se encuentre aparcado en la calle (a ser posible, con un bate de béisbol, que la gasolina contamina y ayuda al calentamiento global), el ataque a una central eléctrica o, ¿por qué no?, una central nuclear. Las consecuencias que puede tener en el Estado de derecho serán la mar de divertidas.

Para que luego digan

Imagen por defecto
Burrhus el elefante neocon
Manolo Millón. Licenciado en Psicología. Máster en Dirección de Recursos Humanos. De vuelta cuasiobligada en Málaga
Artículos: 214

7 comentarios

  1. El paro que propone Juano estaría bien para el próximo invierno. Total, con el calentamiento global no hará falta calefacción.

  2. Estaría precioso que las eléctricas realizaran un paro patronal así como de un mes para «contaminar» menos y enseñarle al juez y a los iluminados lo bien que se está sin iluminación…

    Están locos estos romanos…

Los comentarios están cerrados.