Paseo blogosférico primaveral (en plena sequía)

Luce un sol radiante en Leipzig. La primavera ha llegado este año con fuerza, sol y calor. Los alemanes están encantados. Esta tarde les hablaré de la desertización de centroeuropa, ahora no.

Ahora prefiero compartir con ustedes otras cosas menos primaverales y más serias que el chanchullo este del apocalipsis climático.

Alguno de ustedes está siguiendo el caso de aquellos islamistas que hacían bombas con fertilizantzes? Si hombre! los del 7-J y tal. Dénse una vuelta por el blog de Lady Vorzheva y verán que, por ejemplo, la policía británica a la hora de hacer chapuzas es tan buena como la española. Y los servicios secretos ingleses ya no son lo que fueron (si 007 levantase la cabeza!)

Si el tema del terrorismo islamista ya les tiene ahítos no tiene más que darse una vuelta por 24/7, un blog en el que nos cuentan con pelos y señales la torpeza de los medios franceses y la cicatería de la izquierda hable esta la lengua que hable. Sólo les faltó poner la voz de Hitler sobre las imágenes de Sarkozy para redondear la jugada.

Cambiamos el tercio y nos vamos al terreno de los imposibles hechos realidad. Apoyado en una fantasía cinematográfica Sine-Metu nos explica de forma muy didáctica cómo conseguir imposibles. Al otro lado del charco, mi amigo Antonio coloca un espejo delante de una realidad más cercana y que hasta hace poco nos parecía pura pesadilla. Para profundizar en la pesadilla, acudan a Voto en Blanco. No olviden las palomitas de maíz.

Para terminar, salgamos de la blogosfera y vayamos a los «papeles» de verdad. Alabado sea el santísimo Zapatero! que nos libra del capitalismo salvaje .(Bendito el subsidio de desempleo y benditas las soluciones habitacionales con wc en el balcón)

Ah! se me olvidaba! Para aquellos que llegan desde sitios ignotos-remotos del ciberespacio: casi todo lo que se publica aquí (o sea, allí donde les lleva el enlace, no en este blog, no) es digno de lectura, reflexión y comentario. No duden, pues.

Imagen por defecto
Luis I. Gómez
Si conseguimos actuar, pensar, sentir y querer ser quien soñamos ser habremos dado el primer paso de nuestra personal “guerra de autodeterminación”. Por esto es importante ser uno mismo quien cuide y atienda las propias necesidades. No limitarse a sentir los beneficios de la libertad, sino llenar los días de gestos que nos permitan experimentarla con otras personas.
Artículos: 3237

2 comentarios

  1. Ansioso quedo por conocer detalles del apocalipsis: ¿los bocatas en la orilla del lago estaban buenos? ¿sube el precio de las casas de campo visto que ya no es necesario repoblar Mallorca con alemanes?

Los comentarios están cerrados.