Islamismo radical desde dentro. Un testimonio

Es posible renunciar al islamismo más extremo? Sí. A Ed Hussain, un extremista radical londinense, le bastó una estancia en Arabia Saudí para sacar sus propias conclusiones:

During our first two months in Jeddah, Faye and I relished our new and luxurious lifestyle: a shiny jeep, two swimming pools, domestic help, and a tax-free salary. The luxury of living in a modern city with a developed infrastructure cocooned me from the frightful reality of life in Saudi Arabia.

My goatee beard and good Arabic ensured that I could pass for an Arab.

But looking like a young Saudi was not enough: I had to act Saudi, be Saudi. And here I failed.

Lean el artículo entero: es un testimonio impresionante. Tal vez nuestro amigo Crispal pueda comentarnos qué hay de cierto en lo que nos cuenta Hussain,  es nuestra voz directa desde Arabia Saudí.

Vía Weapons of Democracy .

Imagen por defecto
Luis I. Gómez
Si conseguimos actuar, pensar, sentir y querer ser quien soñamos ser habremos dado el primer paso de nuestra personal “guerra de autodeterminación”. Por esto es importante ser uno mismo quien cuide y atienda las propias necesidades. No limitarse a sentir los beneficios de la libertad, sino llenar los días de gestos que nos permitan experimentarla con otras personas.
Artículos: 3237

7 comentarios

  1. Hola Flor. Pues en España también hay racismo. Imagino que ese no será un problema serio en Palencia, donde no hay presión inmigrante. La gente es muy normal. Pero algún que otro te mirará con recelo. El hecho de que tengas un trabajo será muy positivo. No deberías preocuparte por ello e intentar hacer lo que siempre haces, con absoluta naturalidad. Al final no tardarás en hacer amigos.
    Ánimo!

  2. holas , me gusta mucho tu redacción.
    te pido un favor
    en septiembre estoy que viajo a españa_Palencia para trabajar y durante el tiempo que me queda aquí , en mi país, me ha entrado unas ganas enormes por saber ditintos temas…entre ellas el racismo( en qué grado existe este \\\\”germen\\\\” en españa)sé que él que viaja pensando en racismo al ultimo eso es lo que va encontrar pero como te digo son distintos puntos quetoco y una de ellas es esta …ya que mi intencion no es buscar sobre el panorama turistico de es e pais si no su realidad, como es su sociedad etc, por ello es que me pongo a estudiar tu país para saber con que me encontrare durante mi larga permanencia . si pudieras informarme pues te estaria muy agradecida.
    Flor

  3. Sanders, hasta que las corrientes secularizantes se impongan sobre los aprox. 300 millones de musulmanes fanáticos. O hasta que nos volvamos a partir la cara. No veo otras salidas. Por eso me mantendré crítico, beligerante contra el islamismo radical al tiempo que daré mi apoyo a los secularizantes. No me apetece liarme a palos.

  4. «No es eso, no es eso»

    Cuantas veces mas lo tendremos que escuchar o leer…

    Hay dios mio.

  5. Todo lo que cuenta Ed es absolutamente cierto, y hay que añadir que Ed vivió en Jeddah, probablemente la ciudad más liberal de Arabia junto a Dammam. La gente de Jeddah, en su mayoría descendientes de peregrinos que fueron llegando a Arabia durante siglos para ir a la Meca y después se quedaron en el país, son más abiertos que los de la Región Central, Riyadh, árabes puros de origen beduino.

    Su análisis es magnífico, y no puedo contradecir nada de lo que él opina. Además antes si un saudí quería estudiar una carrera universitaria tenía que irse a Estados Unidos o Europa porque no había universidades en el país. Eso le obligaba a conocer otras culturas. Ahora no. Por eso se da la paradoja de que la generación de los que ahora tienen 50 años o más es más liberal que sus hijos. Éstos cursaron sus estudios universitarios en Arabia y desconocen el mundo exterior. Los padres son liberales y los hijos conservadores y fanáticos.

    Lo del racismo es también absolutamente cierto. No en vano Arabia abolió la esclavitud en 1956, como quien dice ayer mismo. Los viejos del lugar recuerdan todavía el Mercado de los Esclavos (Suq Al- ‘Abid). Además del racismo contra los negros y otras razas está el racismo tribal. La gente sigue perteneciendo a una tribu determinada y éstas son socialmente mejores o peores. No está bien visto un matrimonio con un hombre o mujer de una tribu inferior.

    Por último me gustaría recordar las palabras del jugador de baloncesto americano de la NBA Karim Abdul-Jabbar, convertido al Islam, cuando visitó Arabia para hacer la peregrinación a la Meca: «He visitado un país islámico en el que no he visto ni un solo musulmán».

    En fin, un excelente testimonio. Enhorabuena por el hallazgo.

Los comentarios están cerrados.