El alcohol más peligroso que el LSD

Acabo de leerlo en el último Lancet (lo siento, versión papel). El psicofarmacólogo de la Universidad de Bristol David Nutt (toda una eminencia en la investigación de las adicciones y sus efectos en neurobiología) acaba de publicar el nuevo ránking de drogas.

Hay sorpresas. Les dejo la lista y saquen sus propias conclusiones:

  1. Heroína
  2. Cocaína
  3. Barbitúricos
  4. Metadona
  5. Alcohol
  6. Ketamin
  7. Benzodiacepinas
  8. Speed (anfetaminas)
  9. Tabaco
  10. Buprenorfinas
  11. Cannabis
  12. Disolventes (toluoles, por ejemplo)
  13. 4-MTA
  14. LSD
  15. Metilfenidatos
  16. Esteriodes anabolizantes
  17. GHG
  18. Ecstasy
  19. Nitratos de alkilo
  20. Khat

Si alguien se alegraba de poder, por fin, tomarse unos traguitos de vino en un local libre de humos, que se vaya preparando. En cuanto la Ministra de Sanidad lea la lista se os va a caer el pelo.

Y es que no hay nada como tomar un té y fumar un porro de buena marihuana. Asistiremos algún día a la legalización de todas las drogas? Ojalá.

PS: un artículo intersante al respecto lo encontrarán aquí.

Imagen por defecto
Luis I. Gómez
Si conseguimos actuar, pensar, sentir y querer ser quien soñamos ser habremos dado el primer paso de nuestra personal “guerra de autodeterminación”. Por esto es importante ser uno mismo quien cuide y atienda las propias necesidades. No limitarse a sentir los beneficios de la libertad, sino llenar los días de gestos que nos permitan experimentarla con otras personas.
Artículos: 3236

17 comentarios

  1. jeje es «Nitrito de Amilo», y si, conozco y he consumido varias de las substancias aqui mencionadas pero ninguna es tan destructiva como el alcohol y el tabaco.

    el 90% de la gente en contra de la legalización no conoce casi nada, quizáz lo que dice la campaña «vive sin drogas» que mencionan una sarta de mentiras y que «para saber las cosas no es necesario conocerlas» lo cual es falso.

    saludos

  2. Totalmente de acuerdo Carlitos, pero como mi postura «subjetivo-política» es clara e invariable, el estudio en cuestión no pasa de ser anecdótico. Otro estudio, con resultados diferentes, me hubiese servido exactamente igual para propiciar el debate y manifestar mi convencimiento de que las drogas deben de ser todas legales.

  3. – “En este caso uso la publicación de Lancet con fines políticos”.
    – Ya lo sé, Luis pero por eso te contesto a continuación, porque el uso que a que obedezca siempre debería de realizarse del modo más correcto posible. Cosa que no sucede cuando este estudio se emplea para defender o atacar la libertad de consumo, que para ambos propósitos sirve. ¿Por qué? Porque es un tanto chapucero, si no controvertido.

    – “El fondo del asunto va más allá de quienes publican sobre drogas, si publican sobre todas o si lo hacen atendiendo a este o aquél criterio”.
    – Por supuesto, pero que sea una cuestión política no justificaría en ningún caso que tome apoyos científicos mal extraídos. La verdad (o al menos el intento de alcanzarla), en mi opinión, está por encima de criterios políticos o científicos. Te pongo una comparación:
    Si el coche x tiene una cierta precisión de frenada (la que sea ante determinadas condiciones controladas) inferior a la de otros coches, no se puede justificar en ningún caso que se falseen criterios objetivos para prohibir o permitir su comercialización. No se puede decir que el coche es letal porque no frena ni se podrá decir que es un campeón en frenadas. Se podrá decir que hay un mayor riesgo e intentar cuantificarlo, no satanizarlo o ensalzarlo arbitrariamente ni inventarse una medición de frenada imprecisa (lo que ocurre en el estudio).
    Los datos son los que son y se deben tomar en las condiciones más adecuadas posibles para asegurar una cierta calidad de los mismos. La subjetividad vendrá cuando se haga política (se actúe) en base a unos datos tomados del modo más objetivo posible. Pero si el asunto inicial es erróneo, lo que se deduzca del mismo siendo adecuado o no, no estará legitimado moralmente.

    Saludos

  4. Gracias Carlitos por las puntalizaciones. Sobre todo las dos últimas. Acostumbro a dar todo tipo de referencias bibliográficas si considero un tema como cientifico. En este caso uso la publicación de Lancet con fines políticos. El fondo del asunto va más allá de quienes publican sobre drogas, si publican sobre todas o si lo hacen atendiendo a este o aquél criterio. El fondo es reivindicar el derecho del individuo a destrozarse el cuerpo (si así lo desea) como le de la gana. O acaso tú no consumes heroína porque está prohibida? Yo tampoco lo haría. Pero eso no es cosa del legislador.

    Saludos.

  5. Varias cosas:
    1. Para el autor: no estaría de más que citases alguna referencia del artículo para que todos pudiéramos acceder a él con mayor facilidad. Por ejemplo, en este caso:
    The Lancet 369, 1047-1053 (2007). O algo parecido.
    El autor no habla del peligro de ciertas drogas más que considerando un posible mal uso (véase ya sólo el título).
    Está mal mencionar a un autor cuando el artículo es fruto de una colaboración en equipo. Si no quieres citar los nombres de los 3 autores siguientes, al menos debería poner un “y colaboradores” o similares.

    2. Sobre la publicación: el artículo es una patata indigesta. Algunos parámetros seleccionados son arbitrarios y poco representativos de todas las drogas mencionadas, muchos ni siquiera se cumplen en algunas de ellas lo que dificulta –o casi impide- una comparación seria. Otros, son difíciles de valorar en base a los datos existentes en las publicaciones actuales. Además, hay parámetros imposibles de ponderar sin asumir un elevado error estadístico e incluso alguno parece sacado de la chistera con el objeto de llevar a confusión. Ni siquiera queda claro el más mínimo intento de transformar unas variables muy subjetivas que maneja en otras más o menos objetivas: ni se aprecia un intento matemático ni una justificación racional de peso.
    Por otra parte, en el estudio se omiten btes. drogas de consumo frecuente por lo que no puede considerarse más que orientativo (y poco).
    Tengo la sensación de que publicar algo así conlleva algún tipo de interés. Esos descuidos tan evidentes no parecen normales en alguien con experiencia en la investigación. Menos aún en un equipo.

    3. Una corrección puntual a los comentarios (sólo a uno y no a otros más para que luego no digan los payasetes de turno de izquierdas y de derechas que soy un prepotente): la peligrosidad potencial de la clase de bebida alcohólica y su contenido alcohólico que destaca El Cerrajero es cierta pero tiene trampa ya que se obvia ciertas situaciones fisiológicas. Sin ir más lejos, el mitridatismo, que restaría “culpabilidad” a las bebidas que mencionas (destilados supongo, sobre todo los blancos).

    (publicaré, no publicaré…)

    Saludos

  6. Gracias Chesco 🙂

    Yo también colocaría los metilfenidatos mucho más arriba. La tabla es, después de todo, un buen espejo de la hipocresía con que se trata el tema de las drogas en general.

  7. Los efectos perniciosos del alcohol están directamente relacionados con su graduación y de la clase que sea.

    En la lista no veo el venenoso brebaje ZP, será porque se sale de todos los baremos posibles.

  8. Luis,
    habiendo ido al artículo hay datos interesantes y otros curiosos. Los parámetros por los que evalúan todas las sustancias son 9 en total divididos en 3 grupos. Intento escribir una tabla:

    DAñO FISICO
    Agudo
    Crónico
    Intravenoso
    DEPENDENCIA
    Intensidad del placer
    Dependencia física
    Dependencia psíquica
    DAñO SOCIAL
    Intoxicación
    Daños sociales
    Costes sanitarios

    Esa tabla sirve para que todo el mundo se haga casi su propio clasificación 😛

    Lo interesante aquí de verdad, es el abuso de los fármacos, en especial las benzodiazepinas usadas masivamente como tranquilizantes, y pastillas para dormir. La dependencia se subestima, los efectos a largo plazo se conocen muy poco, y lo peor, es la gran aceptación social.
    Sobre los metilfenidatos, drogas usadas desgraciadamente de forma masiva en niños que supuestamente padecen hiperactividad y deficiencia de atención, la posición tan baja aquí me parece inadecudada. Sobre todo por que todavía no hay estudios del efecto de la ingestión crónica, ya que son derivados de las anfetas. Joer, desde los 60 se toman en USA masivamente. Datos recientes ponen que alrededor del 5% el numero de niños drogados con eso diariamente. Me juego pincho de tortilla y vino en mi caso, que muchos de los que andaban dependiendo del metilfenidato hace años, si lo han dejado, se han pasado a los antidepresivos.

    Dejo ya este rollo que acabo de meter por incitación tuya.

    Un saludo

  9. Para dormir hay quien fuma «lactuca virosa».Por cierto que es una planta que en Madrid es una malahierba que te puedes encontrar en cualquier escombrera o arcen de carretera.
    Ojo que se puede bajar la presion sanguinea tanto que igual no te despiertas.
    Consulte a su medico o farmaceutico :^P

  10. Luis,
    de algunos de esos se consumen toneladas diariamente por prescripción médica.

    El otro día un Professor de UCLA nos contaba por estos lares, que en USA alrededor de 50 millones de personas usan pastillas para dormir.
    Eso demuestra que los yankies no tienen la conciencia tranquila. 😛
    Un saludo

  11. ¿Nitrato de alquilo?
    ¿Puesto 19?
    Pues si buscas un poco a esto lo llaman popper y no parece tan inocuo como un martini seco.
    «En muchos casos dificulta la erección. Si el uso de poppers se acompaña con el de inhibidores de la fosfodiesterasa 5 (Viagra®, Levitra® o Cialis®) puede formarse una combinación letal. Igualmente peligroso es combinarlo con medicamentos para la reducción de la presión sanguínea −puede disminuirla rápida y excesivamente−. Es completamente tóxico y de ser ingerido puede causar la muerte. Representa un peligro para cualquiera que tenga problemas cardiacos,pulmonares o anemia o glaucoma.»

  12. No lo dice Lancet, lo dice Nutt.

    Lo de Zapatero no es por efecto de las drogas. Las drogas necesitan neuronas sobre las que actuar. Lo de Zapatero es simplemente confusión post-asesoritis.

  13. Bueno Lancet es el periodico ese que publico el estudio falsificado sobre Irak así que yo no me tomaria lo que digan con un poco de escpeticismo. En cuanto al legalizacion de las drogas basta con pensar en Zapatero para ver que es una mala idea: solo con ver su mirada halucinada se nota que debe estar drogado como un camello.

Los comentarios están cerrados.